Ir a la barra de herramientas

Ejercicios de nuestros talleres

Materias para el desarrollo integral

Opiniones sobre nuestros cursos

Opinión de Alfredo

Entré con miedo, con nervios y lleno de prejuicios y hasta de pre-fracasos por no haber intentado absolutamente nada nunca, he salido siendo una persona muy diferente y con una inmensa cantidad de autoconfianza que jamás habría pensado!!

Opinión de Gabriel

Para mí el camp ha supuesto un punto de inflexión en algunos aspectos.

Ha sido genial el estar varios días rodeado de personas con el mismo objetivo que tengo actualmente, mejorar personalmente y específicamente en el ámbito de la seducción, ojalá hubiera un grupo así de numeroso y con tanta ganas de aprender siempre a mi alrededor, que es algo que se echa de menos al volver a la vida normal, pues bien hay amigos que no se interesan en el tema o lo hacen con menos intensidad, por internet se puede buscar gente de la zona pero es complicado coincidir muchas veces.

Como en todas partes, tanto con instructores como con alumnos, había mayor grado de afinidad con determinadas personas, pero de todos me llevo algo, muchos un ejemplo a seguir.

Los talleres han estado muy bien, he intentado preguntar todas mis dudas aunque alguna se quedó en el tintero, habrá que repetir 🙂

Nos metíamos en una dinámica de predisposición a conocer chicas que espero conservar en el tiempo, pues es algo en lo que me había estancado.

En otras cosas me he dado cuenta que iba por el camino correcto en lo que hacía, cuando dudaba de mí. Por ejemplo físico, sentimiento respecto a mi edad o de que no se puede ser infalible.

Las salidas han estado muy bien, había ganas de hacer más aún, igual hubiera estado bien hacer alguna diurna ya que eso lo veo muy cuesta arriba.

La sesión de mindfulness me gustó y tengo pendiente seguir con meditaciones guiadas que ya he estado buscando.

Lo mejor es, como también comentan otros compañeros, que me quedé con ganas de más, de que ese grupo no fuera algo de unos días sino que se repitiera de vez en cuando en el tiempo, y esto dice mucho de lo bueno que es el camp. Era la primera vez que iba a algún taller y el entorno y la casa un lujo.

Opinión de Julián

A mí personalmente me ha encantado. Son unas vacaciones, pero no unas vacaciones cualquiera sino unas vacaciones instructivas donde se conoce a una gente encantadora. Personalmente iba con unas creencias limitantes pero poco a poco me las voy quitando cada vez más. Sois increíbles, simplemente eso.

Opinión de Carlos

De vuelta del Good Life Beach Camp y en momento de reflexiones, siento que mi energía se encuentra renovada y que he adquirido perspectivas diferentes a las que cargaba con anterioridad. Los instructores son grandes personas que irradian y contagian su filosofía de vida y, están a tu lado durante el desarrollo del Camp, haciéndote sentir arropado en todo momento.

Hoy puedo decir que ha sido una experiencia enriquecedora, no solo en el ámbito de la seducción, sino en muchos otros aspectos, convirtiéndola a su vez, en un aporte valioso para enfrentarte a los retos personales que te propongas. Pensar que, hace una semana, no era capaz de decidir si asistir o no… ¡Menos mal que finalmente puedo contar la experiencia! 😉

Opinión de David

La verdad es que el camp ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, porque además del contenido que ha sido de muy alto valor, te ayuda a encaminarte hacia tus objetivos de tener una Good Life, pero lo mejor de todo ha sido el ambiente y la compañiía. Ya lo dijo Pablo, pero el hecho de que los instructores siempre estuviesen ayudándonos en todo, dejándonos actuar a nosotros sin meternos presiones y, sobre todo, el hecho de llevarnos, es muy grande para mí.

Además, el ambiente y la convivencia fueron fenomenal y sobre todo las risas que nos dimos entre nosotros y los buenos momentos que pasamos. Una de las mejores experiencias que a día de hoy repetiría.

Opinión de Fran

Quiero en primer lugar agradeceros a todos y cada uno de vosotros la acogida, la convivencia y los momentos tan divertidos, agradables, interesantes, profundos y sobre todo inolvidables que he pasado junto a vosotros. GRACIAS

Llegué aquí con unas heridas muy profundas y, con la ayuda de los chicos de GOODLIFE, y el ejemplo y coraje de todos mis compañeros, salgo con el alivio de saber que la solución a mis inquietudes está en mi interior y sólo debo creérmelo y saber gestionar mis talentos para ir curando cada una de ellas.

Espero veros en algún otro momento de nuestra vida y enseñaros las cicatrices ya curadas para demostraros y demostrarme que, con voluntad, determinación y COJONES, todo pasa y de todo se aprende.

Opinión de Jonny

Puedo decir que el Beach camp fue una experiencia que marcó un antes y un después en mi vida, además de una aventura única con unas personas únicas y momentos inolvidables.

Debo agradecer todo el apoyo que me brindó el equipo Good Life, por transmitirme esa cercanía no sólo de amigos sino como si de una familia se tratase. Gracias a todos ellos por renovar mi forma de pensar y ayudarme a encontrar y valorar lo mejor de mí, guiarme en mi trayectoria hacia el desarrollo personal en medio de todas esas risas, esas cervezas, el mandangueo y por supuesto esos talleres prácticos, que hicieron que fuera mi mejor experiencia de todo el verano y entre las mejores de mi vida.

Opinión de Jorge

Yo participé en las actividades de este camp porque tenía claro de que lo que ellos planteaban era una experiencia nueva e interesante que a mí me emocionaba.

Le permite a uno desarrollar las facetas de su personalidad que tenía sin explorar y ganar confianza y autoestima, pues gracias a estos grandes compañeros uno comprueba que lo que creía difícil no lo es, sino que es más que posible. Todo ello, con el aliciente añadido que te los vas a pasar genial y no vas a parar de hacer cosas que antes no creías que pudieras, ello te va dejar una gran sensación en el cuerpo que no quieres que pare. De hecho el mayor problema viene cuando termina y lo dejas, es como si te hubieran quitado la droga a la que habías empezado a sentirte adicto.

Mi primer Camp fue el año pasado, 2014, y el motivo por el que repetí al año siguiente es que con este grupo de personas y con el ambiente que se genera, sabía que podría terminar de desarrollar aquellas de mi personalidad que seguían necesitando trabajo y hacerlo mientras me divierto.

Cuando haces algo que te divierte es más fácil cambiar o realizar cosas diferentes a las que sueles hacer, siendo el cambio que se produce en ti lento y silencioso, y cuando te puedes dar cuenta, ya es demasiado tarde, te han infectado con un gusano que te corroe por dentro y que solo quiere más manzana que comer. Eso sí, para que todo esto funcione, uno debe quererlo de verdad y dejar que lo infecten del todo, si te resistes no comprobaras del todo sus efectos, debes bañarte en su medicina y seguir las prescripciones del médico, luego deja que haga su efecto. “Deja al gusano crecer y dale manzanas que comer.”

Site Menu