Home Foros Historias y relatos de seducción reflexión con ganas de absenta I

0 respuestas, 1 voice Última actualización por  sharif hace 3 meses, 1 semana
Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #17499

    sharif
    Participante
    @sharif

    Buenas a todos,
    acá traigo un relato viejito que vale la pena volverlo a postear:
    IMPRESCINDIBLE MIENTRAS LO LEEÍS!! http://www.youtube.com/watch?v=xZEO1Lug25s

    Jueves mañanero universitario. Hace frío y tengo una fea costumbre de ir poco abrigado. Me acerco al autobús y el señor autobusero me afirma que puedo terminarme el cigarro antes de que zarpemos. Con cierta vehemencia, termino el cigarro y entro. Suelo mirar todo el autobús para compartir viaje en buena compañía. Bueno parece que este autobús conduce a alguna región de Mordor. Qué hago yo aquí. Ya que estoy me siento solo aquí al final. Disfruto del paisaje marítimo cuando algo me sorprende.

    Alzó unos cuantos pasos junto con sus amigas, las que le guardaban gran respeto.Su pelo es largo, moreno y liso. Tiene una mirada tierna. Respira elegancia a cada paso que da. Moviendo esas piernas torneadas, kilométricas, se sienta justo delante mía. Donde no puedo verla ni disfrutar de ella. Me queda el placer de escuchar su tono de voz tan suave y aterciopelado. Parece una chica de sensibilidad exaltada, lo revela su distante constancia de voz y cuando habla con sus amigas, parece que tiene cierta altivez que compensa con una sonrisa sincera. En la cama parece que tiene un papel secundario, pero puede ser que llege a ser esa 24añera que quiero encontrar. Con piso, con ganas de soltar un gemido entre sus dientes. Soy un yogurín que sabe ligar. La jodida realidad es que no me crece barba, bueno si un poco. Pero me considero imberbe.

    Jamás conté con lo loco que me pudo volver en tan solo un día. Es como cuando llevas un día intenso, y recibes un mensaje de alguien que no te deja de sorprender. Ya sea por lo enamoradizo que has llegado a ser, o porque su encanto te aleje de tu mundo de pensamientos enrarecido y humeante. Tu rostro esboza una sonrisa y te han entrado ganas de abrazar a algún familiar con el que convives. Das de eso que te han dado. Y te rescata de la inercia diaria. Y es que, hay una linea de magia en esto de la seducción.
    A 15 minutos de mi lejana casa y prácticamente con el frío conquistando mis labios, la chica se baja en la parada. Tengo poco tiempo para decidir qué hacer… OSHO dijo ”Yo nunca he hecho nada en contra mía”. Si no hago ésto, yo me sentiré mal y ella no sentirá el impacto de lo que provoca. Hay una parte de mi que llama al encuentro. Y no la reprimo.

    Así que me bajo, veo un anciano fumando y decido espontáneamente utilizar mi encanto y buena forma para pedírselo.
    -”Disculpe caballero, sería usted taaaan amable de darme un cigarro???”
    Antes de terminar la frase, veía que se escapaba entre la gente y un semáforo más cabrón e inútil que nunca. Así que le cojo el mechero a mi compadre anciano y corro un poco hasta una distancia de cinco metros. Tras varias calles y, aparentando que vivía por ahí cerca, pensé… dónde me está llevando?? no nos conocemos y ya me quiere llevar al picadero??
    Desde luego me tuve que apresurar elegantemente cuando veía que metía la llave en el portal. Esa forma de andar rápido sin llegar a correr y de correr lento andando. Y con esa precisa cara de ‘ No soy un psicópata ‘ pero te persigo hasta tu portal. Un tanto aleatorio todo..

    * Dame tres minutos
    * Vale! (un tanto extrañada)
    * Nos hemos visto en el autobús. Me has parecido muy atractiva. Tienes una elegancia que maldice a los chicos que no se atreven a saber de ti. Unos labios delicados, una cara preciosa… Y sabes qué? Tu sonrisa me pide el nombre. (Me lanzo. Doy rienda suelta a mi intuición. Si me equivoco ya habrá tiempo de remediarlo. Seduzco sin moldes, sin estructuras. Dejo a mi intuición que hable y que ella seduzca) (Cada cortejo es una oportunidad artística y una unión de almas) -Egoland es el pilar que está sacando el artista que llevo dentro

    La conversación transcurrió, como transcurría mi cigarro. Mientras intentaba templar mi voz, la descubrí impresionada, impactada. Podía haber seguido convenciéndola de que ése momento era irrepetible. Decidí guardar su número y disfrutar de una chica que apuntaba maneras. Estudia infantil, por lo que, cualquier iniciado deduciría que es una chica cercana, tierna y empática. Llegué a casa como cuando hemos hecho algo irrepetible. Y es que cuando aceptan mi avance, algo ya ha cambiado en nuestras vidas. Seguro que os ha pasado, chicos :

    * Ella: Hola!! Lo que me había pasado hoy nunca me había pasado jajajajajaja!!
    * Ella: Y no se, es raro.
    * La culpa es tuya. Por ir tan elegante y tener esa carita. Espero ir descubriendo más atributos atractivos de ti, y quedarme con ganas de más. Llámalo especial, Selene. Alguna vez te has sentido como cuando estás en la playa, y el rompeolas no te deja moverte? Y las ganas de salir de ahí? Así es mi necesidad de dar rienda suelta a tu impacto sobre mí.
    * Ella: jajajaja!!! es que vives por aquí cerca??

    Corté la conversación con las ganas de continuarla luego. Tenía cosas que hacer y estoy más pendiente de ésto que de mis estudios. Cerca de que atardeciese recibí un mensaje bastante interesante:

    * Mira que tengo novio. Que no quiero saber nada más de ti. Adios

    Aquí es donde más pleno me sentí. El impacto que soy capaz de causar. Una chica que, teniendo novio, y siendo este mucho mas mayor y curtido que yo, decide darme el número. Ni ella sabe cómo gestionar el impacto causado. Y es que, cada día estoy más convencido de que somos la sangre, la luz que les hace falta a muchas vidas. Ya sea en un plano familiar, haciéndo que nuestra abuela se sienta bien, o ya sea en un plano seductor, haciéndola recordar a la pasión y el amor que no sentían desde un tiempo a esta parte. Bueno, al verme bloqueado del whatsapp respondí con un sms:

    *” No se si huyes buscando algo que deseas, o huyes dejando algo que te da miedo desear” (Sucedió en Manhattan)

    A los 10 minutos, me habló por whatsapp expresándome que nunca le había pasado y que era difícil. La verdad es que me volvió ciertamente loco, cuando, ni ella se aclaraba. Diciéndome:

    * Ella: Que quieres que piense de una persona que me persigue hasta mi portal??
    Que quieres que piense de una chica que, sabiéndolo, habla conmigo, sonríe y ahora está dándome explicaciones por las que puedo ser alguien que puede frustrar su relación de insatisfacción. No se qué hacer contigo. Que quieres? Me estás volviendo jodidamente loco. Quieres que derrame esta dicha bebiéndote esos labios delicados? No me tientes más, jugar con fuego quema. Me estás volviendo jodidamente loco, y así soy más peligroso.

    La conversación continuo fluyendo con una tensión sexual pocas veces experimentada por mi. Entre la locura y el sexo, hay una linea muy delgada. Con ésta chica la he cruzado muchas veces. Cual es la similitud entre la absenta y las mujeres? Continuará…

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.