Home Foros Diarios o blog personal El viaje de mi vida: Polonia y Lituania. Contesto a preguntas.

4 respuestas, 2 voices Última actualización por  Secreto hace 11 meses, 2 semanas
Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)
  • Autor
    Publicaciones
  • #16170

    Secreto
    Participante
    @Secreto

    Hola,

    Acabo de llegar a mi piso, en la ciudad donde vivo y trabajo actualmente, al este de España. Conservo el recuerdo reciente de mi viaje y me invade una mezcla de júbilo extremo y melancolía, por la experiencia vivida y por la vuelta a la rutina, a la realidad. Sin duda, éste ha sido el viaje de mi vida.

    Pero antes de nada, una declaración de intenciones. He visto que el foro últimamente deriva hacia una narrativa enfocada a una tipo de seducción que no comparto, alejada de lo que a mi me resulta más realista, con teminología cercana a gurús vende humos. Y por consiguiente, creo que la veracidad y calidad del mismo se está perdiendo.

    Así que he decidido únicamente exponer los hechos. NO voy a explicar cómo lo hice y me aferraré sólo a los datos medibles de mi historia, por cruda que sea, sin edulcorantes inverosímiles. Sin ALFAS, sin MUESTRAS DE VALOR, sin TESTS DE CONGRUENCIA, sin IDIS ni HADAS, sin RESISTENCIAS DE ULTIMA HORA, etc. Sobretodo porque para mi todo eso supone comportarse como un robot y tanto yo como las mujeres con las que he estado somos humanos. Hombres y mujeres, sencillamente.

    Dicho esto, estas son mis premisas:

    – He viajado sólo. Yo, conmigo mismo y en minoría absoluta.
    – No he ido a clubs. Sin discotecas o pubs.
    – Por tanto, he conocido siempre de día. En encuentros casuales salvo uno.
    – Sí, lo reconozco, a una la conocí en Tinder. Pero por tres razones:
    1. En Cracovia tuve mal tiempo y en día y medio a penas conocí a nadie. Por tanto, quería tener alguien en Varsovia con quién salir a mi llegada.
    2. El uso que se hace de Tinder en el extranjero es distinto, aunque parecido. Necesitaba una guía, y si además era un pibonazo y se parecía a una barbie que quitaba el hipo, mejor.
    3. Quería experimentar. No me gusta Tinder para nada, el nivel en España es malísimo y se lo tienen creidísimo (fuera de tinder también) . Pero es que aquí he tenido 78 matches en cinco días, y con mujeres de un nivel alto físicamente. Pero es que además, por las conversaciones que tuve, tienen una cultura increíble.

    Y estos fueron los resultados: me lié con tres polacas, me acosté con una lituana y tuve una guinda (doble) del pastel la última noche.

    * Polaca A. – La conocí mientras esperábamos en los baños de una terraza donde estaba viendo el partido de Polonia contra Colombia. Ella iba acompañada por tres hombres y otra mujer, por tanto, a pesar de haber flirteado en el baño, no consideré que fuera a pasar nada y seguí mi camino. Más tarde, mientras yo paseaba buscando otro lugar donde tomar algo, me la encontré sola camino a casa. Le propuse de ir a tomar algo y aceptó. Terminamos la noche besándonos y agarrándonos como bestias en celo en mitad de la calle. La lástima fue que era un domingo, ella trabajaba pronto y bueno… pues no se dieron las circunstancias. Era una chica morena, con ojos negros rasgados, muy bonita y con curvas. Me encantó porque todo fue muy apasionado y romántico.

    * Polaca M. – La conocí en Tinder. Quedamos en el centro de Varsovia para que me enseñara la ciudad, terminamos tomando algo y bueno, pues nos liamos pronto sin mucho esfuerzo. Era sin duda la mujer más guapa con la que he estado. Imaginad el prototipo de rubia de ojos azules perfecta. Pues era ella. Pero es que además era profesora de Universidad.

    * Polaca J. – Iba paseando cerca de la orilla del río Vístula en Varsovia, ya pensando en que aquella noche tenía que coger un autobús camino Vilna en Lituania. Vi a una guapa rubia delgada, con el pelo largo ondulado y gafas, tumbada en un banco con una bici de montaña. Nos miramos y me acerqué sonriente para preguntarle si sabía de alguna cafetería buena cerca. Estuvimos hablando y enseguida conectamos. Ella era fotógrafa, diseñadora gráfica, gamer, hacía crossfit y… esposa y madre.

    Nos despedimos con lamento por no haber coincidido en otras circunstancias, en otra vida o en otro universo. Caminé dirección a aquella cafetería. Dos minutos más tarde, J. apareció a toda leche con su bici, detrás de mi gritando mi nombre. Me pidió que nos hiciéramos una foto porque quería tener un recuerdo. Accedí sólo si se quedaba un rato conmigo. Estuvimos hablando más tiempo, riéndonos y tocándonos pero conscientes de que aquello no llegaría a nada.

    Nos despedimos de nuevo, esta vez con un abrazo y un beso largo. Dulce y amargo.

    * Lituana S. – Vale, sí, trampas. A S. ya la conocía de antes, porque la conocí en España y me desvié desde Polonia para verla. Llegué a su casa cansadísimo por el viaje nocturno en bus. Ella trabaja desde casa, así que no hubo problema en acostarme a dormir mientras ella trabajaba. Me adelantó que en algún momento se uniría conmigo en su cama, y así fue. Tuvimos una siesta de las que más me gustan, de esas veraniegas con sexo vespertino y posterior dormida profunda y agradecida.

    Salimos a cenar y volvimos pronto a su casa, en Lituania hacía frío 9º por la noche. Ya durante la cena la había notado más distante, como en otro sitio. Y mi intuición no me falló. Tras volver a tener sexo en su casa, me confesó que hacía un par de semanas que estaba saliendo con un chico y sentía algo por él. Aquello me mosqueó un poco, lo admito. Pero no porque sintiera algo por ella, si no porque tenía expectativas de tener un finde de sexo.

    Al día siguiente, cogí mis cosas y me fui. Hice lo mejor, prefería seguir mi camino solo que acompañado por ella y sentirme solo. No quise perder la oportunidad de conocer a gente nueva. Llegué a un hostal regentado por unas rusas y conocí a muchísima más gente de la que esperaba. De todos los lugares. Lo que me llevó a la guinda de la última noche…

    * Ucraniana D. y Rusa L. – No, no tuve sexo. Sí, creo que podría haberlo tenido con sólo un poco más de tiempo. Pero quién no agradece terminar su viaje cenando con dos preciosidades, una rusa actriz de teatro preciosa y una ucraniana bailarina del vientre METAL (sí, de música METAL) espectacular. Ambas estaban encandiladas conmigo y me dijeron que era una pena que me fuese al día siguiente… sí, una pena, coincido.

    ———————

    Como punto final, creo que estos fueron los pros y contras con los que me encontré y que en mi próximo viaje sabré resolver mejor:

    PROS:

    Si eres español y eres guapo: eres SUPERMAN. Y ya. Sólo con decir “I’m Spanish” ya me ponían ojitos. Somos super exóticos. Algunas de ellas intentaban LIGARME a mi, intentaban impresionarme. Allí era como una española con tíos detrás aquí, jaja.

    CONTRAS:

    El tiempo. Estar un día y medio (como mucho dos) en cada ciudad, no ayudaba a volver a ver a la chica. Tanto las polacas como las lituanas no son chicas de una noche. Tienes que hacerles ver que es algo con futuro, o con expectativas a vernos de nuevo. La próxima vez, optaré por quedarme varios días en la misma ciudad.

    Y ya como regalo, os revelaré la identidad de la ucraniana. Sobretodo, porque no creo que le importe ya que es un personaje público, una artista. Buscad Diana Bastet y FLIPAD.

    Aunque más flipé yo cuando se puso rojísima cuando al darle un besito de despedida. JODER si hubiera tenido más tiempo de vacaciones…

    https://www.youtube.com/results?search_query=diana+bastet

    PS: Podéis contrastar los datos en Instagram de su estancia en Lituania.

    #16172

    Anónimo@

    Me alegro mucho tio.

    Ah esto no es una pregunta pero… para la proxima vez invita cabronazo.

    Ahora mas en serio, cuantos años tienes? Entiendo por lo que cuentas que ademas te consideras guapo, pero estilo, gimnasio, cara bonita, moreno…

    Es que lo estoy viendo, yo voy alli y con lo delgado y blanco que soy me debo integrar perfectamente con la fauna local jojojo. A mi lo que me salva es la labia y el estilo.

    Pero bueno, genial viaje, ah y otra tontería, yo lo que hago es preguntarle a las chicas en que momento les gusté (me refiero al punto de no retorno, desencadenante) mas por curiosidad que por otra cosa… sabes eso con tus ligues polacos?

    Ah y has tomado la mejor decision a la hora de marchar de la casa de tu ‘amiga’. Obviamente esto ya lo sabes y fijo que no fue lo mas comodo peeero decirte que hiciste lo correcto no esta de mas.

    Un placer haberte leido.

    -Vito

    #16178

    Secreto
    Participante
    @Secreto

    Hola Vito,

    Nada de invitar, ¡eso hay que hacerlo solo! Es una experiencia que te hará crecer una barbaridad.

    Tengo 34 años. Aunque allí siempre me echaban menos (incluso menos de 30). Soy alto, guapo o más bien atractivo. Ahora empiezo a ir al gimnasio, pero no soy cachas ni nada por el estilo. Siempre me he cuidado. Pero sobretodo, valiente y seguro a la hora de hablar con mujeres, es algo que tuve que currármelo y aprender.

    Con estilo y labia ganarías puntos. Los hombres polacos son feos y gordos. De hecho, hay una desproporción muy notable. Era muy habitual ver mujeres tremendas con calvos, descuidados y grandotes. En Lituania tendrías más competencia a nivel físico, pero es que son MUY fríos (tanto ellos como ellas) lo cual puede suponer una ventaja. Aunque con aspecto mediterráneo también levantaba muchas miradas y sonrisitas. Con hablarle un poco a las chicas se iban soltando y se ruborizaban.

    Eso del “punto de no retorno”, me suena a jerga de “Seducción Científica” y es algo que ni siquiera me planteo. Lo siento.

    Lo de irme de casa de mi “amiga” fue lo mejor. Lo curioso es que tras haber tomado esa determinación, ahora ella me envía mensajes queriendo recuperar mi atención. Parece que no soporta la idea de que ya no me guste o según ella “la odie”. En fin, así son las mujeres de incongruentes.

    ¡Un abrazo!

    #16181

    Anónimo@

    No te preocupes. Lo del punto es algo que a mi me llena de curiosidad, porque tengo hablado con chicas sobre el tema y sus repuestas muchas veces son “me caías bien y me parecias mono, pero cuando hiciste (yoquese) el chiste sobre los perros me di cuenta de que eras especial”

    Algo asi, en muchos casos no estan decididas 100% y hay una pequeña cosa que las inclina a un lado o al otro, de la misma manera que puedes hacer un chiste algo molesto y que de repente se den cuenta de que eres retrasado (segun ellas)

    Espero haberme explicado.

    Pero vamos que menudo viajecito se ha pegado aquí el jefe jajaja

    Ah y yo soy bajo. Un handicap probable teniendo en cuenta de que todas las nordicas/eslavas que he conocido o visto me superaban en altura o andaban a la par (1.7m) a ojo

    Pero bueno, algun dia me pegaré un viaje de esos, mientras tanto a seguir ligando con españolas y si se cruza alguna giri pues habrá que tirarle el anzuelo jojo. Que conste en acta que como no he tenido experiencias con mas que españolas, no se a ciencia cierta si las extranjeras son tan diosas como lo pintan. No tanto a nivel fisico, que es obvio que hay cada una… si no a nivel cultural y de manera de ser.

    Me encantan tus post señor secreto

    -Vito

    #16191

    Secreto
    Participante
    @Secreto

    Gracias Vito, un placer.

    Pues en Polonia no son muy altas tampoco. De altura diría que como las españolas, ¿eh? Para que te hagas a la idea.

    Tienes otros países como Rumanía o Bulgaria. También he estado con chicas de ahí y son igualmente preciosas.

    Una de las cualidades que más me gusta de las mujeres del este es que son cariñosas e igualmente apasionada. Y si les gustas no andan mareando, como muchas españolas. Es todo muy sencillo y fluye muy bien.

    Quizás por eso los españoles, latinos e italianos estamos más curtidos en seducción.

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.