Home Foros Da Consejos Confianza en uno mismo

1 respuesta, 2 voices Última actualización por  Max Power hace 3 semanas, 2 días
Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicaciones
  • #18655

    Jesus
    Participante
    @Kritik

    Hace tiempo que estoy muy desconectado de la comunidad de seducción. La principal razón, para los que me conozcan, es que siento que ya no tengo nada que sacar de ella. Después de lo mucho que me ha dado. Y sigo pensando igual, pero eso no me impide de vez en cuando pasarme por aquí.

    Quiero llamar la atención a aquellos que me quieran reclutar como compañeros de sargeo que no quiero serlo. Por favor, aquellos que conocen mi número de teléfono no me incluyan en ningún grupo de WhatsApp con esta temática. Me saldré de inmediato de cualquiera de estos grupos sin decir ni hola. Esta intervención es puntual. Y punto.

    Dicho esto, entremos en materia.

    Dándome una vuelta por aquí he leído muchos, pero muchos posts, tanto de gente experimentada como de gente sin experimentar. Escépticos y creyentes de los métodos de seducción. Todos ellos con unas u otras preguntas que nacen, todas ellas, de una confianza en uno mismo bastante pobre. Aunque dicha inseguridad haya sido sepultada por muchos éxitos sexuales… sale de nuevo a relucir en los posts aquí expuestos, donde uno ya puede mostrar sus pocas inseguridades superficiales, cuando la gran inseguridad está en el interior, bien oculta por esos montones de éxitos sexuales.

    ¿Y por qué pasa esto? Todos los maestros de la seducción, para poder impactar sobre el público y poder llegar a tener alumnos/seguidores, lo que venden es el juego externo. Si “algo” parece una oca, se mueve como una oca, huele como una oca y granza (o lo que sea que hagan las ocas) como una oca… sin duda es una oca.

    Sin embargo, desde que somos principiantes nos damos cuenta de una cosa. Nos decimos a nosotros mismos “somos los putos amos” porque claro, hay que conportarse como tal, y para eso hay que auto-convencernos de que es así. Así que nos ponemos frente al espejo y nos decimos a nosotros mismos “soy el puto amo” y salimos llenos de ego (no es autoconfianza, sino ego) y en cuanto se nos presenta una chica y la tenemos delante… todo ese ego se desvanece y se esfuma, y no nos atrevemos a hablar con ella. ¿Dónde ha quedado eso de que soy el puto amo? O bien somos ya un pelín experimentados, y tenemos el valor de empezar una conversación. Y resulta que al minuto de hablar con ella… ¿Y ahora qué la digo? Y viene el momento del silencio… y de la despedida. ¿Dónde ha quedado ese soy el puto amo? O bien ya somos mucho más experimentados… y surgen las dudas que se leen en este foro.

    Y todo ello por fijarnos únicamente en el juego externo. Y no tener ni idea de, cuando ese juego externo le sale a un seductor natural de manera natural… por qué le sale de esa manera natural. Por qué esos naturales ligan, y hacen babear a las chicas cuando en sus mentes ni siquiera está el hecho de “yo la deseo para mí”. ¿Cómo es posible que sin querer ligar… lo hagan?

    Muy fácil. Todo lo que dicen los libros y sus técnicas sobre juego externo no explican de donde sale. ¿Por qué un nega es efectivo. Por qué ese seductor natural le ha funcionado ese nega tan bien?

    Quizá la respuesta sea esta: La confianza en uno mismo.

    ¿Y de donde sale la confianza en uno mismo? Pues no sale de decirnos “soy el puto amo”… sino de encontrar razones específicas, argumentos lógicos que respalden que tenemos esta cualidad u otra.

    Hace no mucho, una chica me dijo “qué camiseta más fea”… refiriéndose a una camiseta negra con la cara del Joker de la trilogía de Batman de Christopher Nolan. Un personaje no sólo valorado por mí, sino por mucha de la crítica del cine como uno de los mejores malos de la historia del cine. Y esta es la razón por la que llevo esa camiseta. Y en vez de hundirme en la miseria pensando “no la he gustado” por su comentario… lo que pasó es que le dije quién era el personaje de la camiseta, y empezamos a hablar de cine, y como ella no era apenas cinéfila, lo hice de manera emocional. Contándole cómo me afectan emocionalmente algunas películas. Me pueden poner en tensión, y al final lo mucho que me alegro cuando el bueno gana. Y ella quedó fascinada con mi relato. Y terminó diciendo “ojalá yo pudiera sentir tanto las cosas como tú”

    Es un ejemplo de principiante de auto-confianza sacada de argumentos lógicos. Yo no me puse ante ningún espejo para decirme a mí mismo “soy una persona con sentimientos grandes y profundos” ni nada parecido. Simplemente se por qué hago las cosas que hago. Hasta los detalles más insignificantes como llevar una camiseta u otra. Y la razón de este detalle no es “porque me gusta”. Sino que la razón es la respuesta de: ¿Y por qué te gusta?. Si sabes responder por qué te gusta esa camiseta que llevas en vez de otra, no te hundirás en la miseria cuando ella te diga “qué camiseta más fea”.

    Y a eso se le llama autoconocimiento y aceptación. Todos hemos vivido cosas positivas y negativas en nuestro pasado. Nuestro pasado nos dice quién somos. Desde que tenemos memoria hasta un segundo antes del momento en el que pensemos. En este momento de lectura de este post, quienes somos se refiere a desde que tenemos memoria, hasta leer estas líneas.

    Hay 2 cosas básicas, aunque encierran mucho detrás, que forman a una personalidad atractiva. El saber quién es uno mismo y el saber qué es lo que se quiere. Todo lo que se refiere a lo que hemos hecho en la vida, cosas grandes y cosas pequeñas, por qué hemos elegido la carrera que acabamos de terminar o por qué hemos elegido esta y no otra camiseta se refieren a quién es uno mismo. Y lo que uno quiere se refiere al futuro que queremos. En qué queremos trabajar, las cosas materiales que queremos a corto, medio y largo plazo, si queremos visitar esta u otra ciudad, si queremos hacer esta u otra actividad…

    Cuando somos bien conscientes de estas 2 cosas… y todo lo que abarcan… desaparecen todas las dudas. Todas las preguntas de este foro desaparecerían.

    ¿De donde sale que esa chica me ponga ojitos sólo por preguntarla donde ha comprado ese helado que lleva en la mano? Pues sale de que, como estoy super-seguro que quiero uno igual… (¿Por qué voy a avergonzarme de querer un helado?) pues debe ser por eso que lo pregunto con total confianza en uno mismo, y alegría de que voy a poder cumplir con algo que quiero hacer. Comerme ese helado. Y como lo pregunto con toda la confianza en uno mismo posible (confío en que puedo comprarlo y que lo quiero, nada que ver con ellas)… por eso me ponen ojitos y sonrisitas.

    Si, el juego externo es importante conocerlo. Tanto el juego directo como el juego indirecto, los 2. Pero una vez lo conocemos, más importante es saber de donde sale. Y sale de saber responderse uno a sí mismo estas preguntas:
    – ¿Quién soy?
    – ¿Qué quiero?

    Una vez que sabes responder a estas preguntas tú mismo, ya dejas de jugar juego directo o indirecto y pasas al “directo al objetivo”.

    ¿Qué el objetivo es ligar con esa chica? Haces lo que en seducción se llama juego directo.
    ¿Qué el objetivo es comerte un helado como el que lleva esa chica en la mano? Haces lo que en seducción se llama juego indirecto. Y si ella te acompaña hasta la heladería, pues tú se lo agradeces con un abrazo y un beso en la mejilla. Pero el objetivo no era el abrazo y el beso, sino el helado.

    Y así, siendo una persona que tiene claro quién es, las cosas que quiere, y consigue dichas cosas que quiere… uno es capaz de sacar, de manera automática y natural, el juego externo perfecto. Con el consecuente resultado externo.

    #18669

    Max Power
    Participante
    @MaxPower

    Dices muchas verdades aquí, creo que ningún hombre puede tener éxito en la vida de verdad si no ve un camino delante que guíe sus pasos. A veces no sabemos adonde vamos, pero lo que hay que hacer siempre es caminar, conocer, explorar y a partir de ahí saldrá una respuesta, que llevará a otra y a otra, etc. De esta manera, la individualidad, el amor propio se convierte en la prioridad. La mujer es vista como un complemento y paradójicamente esto atrae a las mujeres. Las mujeres no desean a los hombres cuyas vidas giran en torno a las suyas, si no que desean a aquellos hombres que incitan a girar alrededor de la de ellos.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.