Dominación: tabú del sexo

Nov 9, 2015
8
dominación

EN GOOD LIFE CREEMOS QUE LA IGUALDAD Y EL RESPETO DEBE SER LA BASE DE TODA RELACIÓN SEXUAL. CUALQUIER COSA NO CONSENTIDA POR PARTE DE LA PAREJA  ES CONDENADA DESDE ESTA PLATAFORMA.

ASIMISMO, ENTENDEMOS LA DOMINACIÓN COMO UN ROL MÁS DENTRO DE LA GRAN VARIEDAD QUE OFRECE LA IMAGINACIÓN COMO COMPONENTE SEXUAL ACTIVO.

Buenas noches, amigos y amigas. Tras hablar de los cuatro componentes para tener buen sexo, en este artículo profundizaremos aún más en una parte oscura, controvertida y a la vez excitante del sexo. Hablamos, por supuesto, de la dominación.

Es bien sabido el éxito que ha tenido la serie de libros “50 Sombras de Grey”, así como la película del mismo título. En este libro, el protagonista es un “amo” y la protagonista es su “sumisa”. Bien, yo no os voy a hablar de este tipo de sexo, conocido como BDSM, en el que una de las dos partes sale “humillada”, por decirlo de alguna manera, sino de un componente psicológico que hará más excitantes vuestras relaciones sexuales adoptando un rol de dominación, siempre con el consentimiento entendido de la pareja (estable o esporádica). Entendiendo esto, sólo tendréis que jugar con vuestra imaginación para proveer de variedad vuestras relaciones, y la dominación es un componente más.

Con esto no quiero decir que tengan que firmaros una autorización ni nada por el estilo sino, simplemente, jugar con la dominación como parte activa de tus relaciones sexuales y como tabú de “lo prohibido”.

Todos sabemos que lo prohibido causa excitación psicológica…y la dominación pone esto de manifiesto.

Dominación es dejarse llevar por la parte más primitiva de uno mismo…es sentir fuego en el alma y pasión en el cuerpo sin importar las consecuencias.

 

dominación

¿Por qué es excitante la dominación?

Para tener claro el concepto de dominación hay que remontarse al pasado.

El macho alfa era el dominante y las mujeres eran sus sumisas, por lo que éste tenía sexo cómo, cuándo y con quien le apetecía. Evidentemente, en la actualidad eso no es posible ni deseable, pero la dominación en las relaciones sexuales activa una parte instintiva muy antigua que hará de la estimulación psicológica dominante una parte imprescindible en las relaciones sexuales de calidad. 

El icono más representantivo de la dominación por excelencia es el macho alfa: grande, fuerte, bruto, dominante y exigente. Coge lo que quiere cuando lo quiere. Por tanto, la dominación será el único rasgo de los cuatro nombrados donde el físico se puede traducir en estimulación psicológica.

Un físico fuerte y grande, así como un pene grande trasmiten muchísima dominación. Pero tengo buenas noticias para aquellos que no gocen de estatura o un físico dominante: la dominación se puede provocar de igual manera psicológicamente. Se puede transmitir mediante el comportamiento, la actitud y la aptitud y destreza que mostremos. Es hora de abandonar creencias erróneas.

dominación

Cuando estamos en la cama en pleno acto sexual las mujeres dejan de ser princesitas cuando se trata de dominación.

La dominación es sexo en estado puro, brutalidad y actuación que provocarán en la otra persona un aumento espectacular de la excitación del momento.

 

El papel de dominación lo tendrán predominantemente los hombres, si bien es bueno de vez en cuando igualar las condiciones de dominación e incluso ser sumisos.

Chicos y chicas, meteos esto en la cabeza: la dominación en la cama no es hacer nada malo. De hecho, estamos activando y estimulando una parte cerebral imprescindible para sentirse satisfecha, siempre entendiendo que la dominación es consentida. Todo aquello que no sea de mutuo acuerdo puede ser considerado violación o agresión.

Es totalmente NATURAL Y SANO ser dominante en la cama.

Cómo vivir la dominación

El dominante nunca pide permiso, nunca vacila. Coge lo que quiere y como lo quiere y, aunque esto a muchas mujeres les pueda parecer machista, el dominante no pide las cosas, ordena directamente. Hay que entender que esto, fuera del ámbito sexual no tiene cabida, pero en el sexo, la dominación consiste en esto mismo, en imponerte…en dejar que te inunde el sentimiento de ser fuerte, apasionado y del presente. De hacer exactamente lo que te apetece.

Para ser dominante, si ves que la chica (o el chico) se resiste de manera juguetona, imponte. Que no te importe lo que diga o haga (siempre entendiendo que el sexo es consentido). El dominante debe dirigir la interacción en la cama, por lo que el pedir permiso en este estado resta atractivo. No te comuniques ni hables con un lenguaje muy florido, no es necesario en este estado. Usa un lenguaje dominante imperativo y conéctate con tu cerebro instintivo, sin tener en cuenta los condicionamientos sociales.

Olvídate de todo lo social, lo políticamente correcto y de todo lo que no tenga que ver contigo, con ella y con el presente. Sólo existís vosotros…y las ganas de poseeros mutuamente.

¡Rompe los tabúes!

Dolor

Hay dos tipos de dolor, para entendernos lo llamaremos dolor malo y bueno. El dolor malo (estimulación desagradable física) y el dolor bueno (estimulación excitante psicológica). El dolor bueno incrementará la excitación porque forma parte de la dominación. Hay que tener cuidado de no volver el dolor desagradable, puesto que puede arruinar toda la experiencia sexual e incluso echar a perder una pareja. Por ello, hay que ser consciente de lo que estamos haciendo. El dolor introduce una variedad en las relaciones sexuales muy estimulante y, además, aumenta la excitación, siendo lo más representativo de lo prohibido. Un auténtico tabú que merece romperse.

Acorralar contra una puerta bruscamente (ojo, una puerta, no una pared. Podrías hacerle daño), mirando a los ojos y hablando entre susurros. Esto produce dominación sin dolor físico, simplemente con una estimulación mental de ser algo que no se espera y que acelera el corazón a la persona, activando su propia pasión. También rasgar alguna prenda suya al quitársela, siempre y cuando sea vieja, o tirarle del pelo (desde la raíz) para dirigir su cabeza son elementos de dominación muy grandes. Esto son sólo ejemplos, también hay otras cosas como las nalgadas, atar a la cama, coger del cuello, etc…Lo más importante es que saques al macho o la mujer dominante que llevas dentro y te dejes llevar.

No te pongas freno, tan sólo existe el límite en tu propia pasión y la de la persona que tienes delante. Follar como un animal es dar rienda suelta a nuestra dominación y disfrutar con ello.

Palabras sucias

Muchas veces, en nuestra vida cotidiana, reprimimos palabras y pensamientos que querríamos decir pero que, por querer ser políticamente correctos, nos callamos. En el sexo no debe ser así, y menos en el sexo con dominación.

Pensadlo, ¿qué os produce más placer: una mujer u hombre que está callado/a o uno/a que gime de placer cuando le apetece o incluso da rienda suelta a sus rugidos/gemidos? No tengas miedo de dejar escapar sonidos en el sexo, vuélvete un animal, deja que la sexualidad fluya por tus venas. Durante la conversación sucia, es muy importante el tono de voz y la mirada. Mira a esa persona a los ojos mientras posees su cuerpo, dejándoos llevar y tocando lo más profundo de su alma, con un tono de voz casi hipnótico y sensual. El lenguaje de posesión nos confiere dominación, por ello decir cosas como “ahora mismo vas a ser mía, sin que puedas resistirte…aunque grites, patalees…te voy a follar hasta que reventemos de cansancio”, “mi niña traviesa”, etc…provee un mayor poder de dominación, al hacer ver que esa persona te pertenece.  

Este tipo de palabras sólo deben darse en la cama cuando la otra persona ya está excitada…si no, puede quedar raro y hasta forzado. La posesión es muy importante en la dominación, por ello debería formar parte del repertorio habitual de tu conversación sucia. Decirle lo cachondo que te pone o que está bajo tu control y no tiene ninguna escapatoria, suele funcionar bastante bien. De todas maneras, lo importante de la conversación sucia es la originalidad y el tono de voz. No temas a decir todas las guarradas que se te pasen por la cabeza, estás en tu momento animal…en tu momento presente.

Otras formas de dominación es obligarlo/a a tener un orgasmo contra su voluntad. Cuando veas que está a punto de llegar, decirle que se va a correr y que no puede hacer nada para evitarlo, suele incrementar la excitación. Además, al intentar reprimir el orgasmo, éste será mucho más intenso.

Por último, las posiciones sexuales también son importantes a la hora de establecer dominación. Posturas como a 4 patas, misionero, el sexo duro, con penetración profunda y fuerte, y rápido y con fuerza cuando se está llegando al orgasmo, hace que se incremente el estímulo psicológico de dominación y en consecuencia, la excitación.

Para ellas, el empujar a un chico contra la cama y subirse encima, sujetando las manos, evitando que pueda moverse y empezar a hacerle lo que quieras, suele provocar un aumento espectacular de la excitación…probablemente lo vuelvas loco 😉

Para terminar...

Para ser dominante hay que tener claro que se es un macho o mujer alfa, que puedes hacer lo que quieras a tu antojo (siempre entendiendo que el sexo es consentido), que debe haber conversación sucia y dominante y variar posturas de dominación.

Evidentemente, no hace falta hacerlo todo a la vez, sino lo que te apetezca en cada momento. Hay que tener en cuenta también que no siempre deberemos ser dominantes, que los roles se pueden (y deben) invertir y que tendremos que ir variando los elementos de la dominación para que no se vuelva algo repetitivo y monótono.

Como siempre, en el sexo, la variedad, la imaginación y tu pasión son el único límite.

El sexo es vida, ¿hay que arrepentirse por vivir? ¡¡Rompe tus tabúes!!

 

dominación

Otros artículos de interés

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:
4 consejos para tener buen sexo

Viagra natural: cómo conseguir una erección duradera

Cómo durar más en el sexo: 9 claves de cama

#FilosofíaGL #GeorgeMassoni

#LOVE#Sexo

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y nos estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
Good life es amar lo desconocido y todo lo que no se puede controlar, pues te sientes inseguro dentro de ese terreno y esto hace que tu corazón lata más fuerte. Es tener un espíritu aventurero.

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

Trucos para ser un seductor implacable

A menudo recibimos un montón de correos y de mensajes a nuestros perfiles tanto de Facebook como de otras redes sociales en las que siempre nos dicen:

“Quiero ser un gran seductor, pero no tengo ni confianza ni fe en mí mismo” y es cierto que a veces uno pretende ser algo que por el momento no puede ser debido a que existen una gran cantidad de variables que hacen que el juego de la seducción sea o tedioso o a veces hasta a veces aburrido, para ser un seductor implacable os voy a dejar una serie de recomendaciones y consejos para que veáis que con esfuerzo, constancia y paciencia se pueden lograr grandes cambios.

¿Para qué sirven los métodos de seducción?

Los métodos de seducción deben tomarse desde una perspectiva de aprendizaje, existen muchas personas que se compran un libro para ligar o seducir y piensan que cuando se lo terminen van a ser un gran seductor,  un seductor implacable, pero estimado lector, un libro no cambia la vida de las personas a no ser que se interiorice muy bien o que lo hayas leído unas cuantas veces y hayas podido sacarle el pringue.

Métodos de seducción existen muchos, demasiados diría yo, y tienen cosas buenas y malas.

 

  1. Para ser un seductor implacable necesitas labia e imaginación.
  2. Un auténtico seductor nace pero también se hace.
  3. ¿Hay algo más bonito que seducir a una mujer?

¿Qué tienen de buenos los métodos de seducción?

Que funcionan, sí, le funcionan a la persona que los ha creado, pero sinceramente, tú que me lees no eres ni Logun, ni Mistery, ni BadBoy ni Álvaro Reyes ni Mario Luna. Eres un tío normal y corriente que quiere comenzar un mundo nuevo de fiesta y mujeres y los métodos te aportan frases, rutinas y material enlatado que puedes usar para conseguir ligar de una manera fácil.

Y sí, no niego que si no tienes personalidad de ningún tipo y si siempre te ha dado miedo acercarte a una mujer, estoy convencido de que los métodos de seducción son buenos, porque te van a ayudar al principio a ser otro tipo de persona que tú no eres. Pero en mi humilde opinión es ahí donde el fallo reside.

¿Qué tienen de malo los métodos de seducción?

Es curioso, a veces lo bueno que tiene una cosa puede ser lo malo. Déjame que te explique, como bien te comentaba en el párrafo anterior los métodos hacen que seas un seductor arraigado en un método, pero existe una cosa que los métodos no dejan ver, y es que cada persona es diferente, única y especial y por lo tanto, al ser cada persona un mundo lo que estamos haciendo es precisamente todo lo contrario, estamos cortando personas con el mismo patrón.

Por lo que la seducción natural se convierte en un camino a seguir, precisamente por eso, porque a veces los métodos no nos hacen ser la persona que queremos ser y por lo tanto necesitamos unas alternativas a estos métodos.

Trucos para ser un seductor implacable

Un seductor implacable es una persona que tiene una confianza increíble en sí mismo, que el miedo le da igual y que vive peligrosamente. Sí, un seductor es una especie única que vive su vida y en el que es capaz de aglutinar a las mujeres que tiene a su alrededor y las hace suyas. Un seductor implacable tiene las ideas claras, sabe dónde quiere ir, donde quiere llegar, y es capaz de trabajar por conseguir nuevas cosas en su vida.

Un seductor implacable se mueve con ritmo, él, la gente, la noche y las chicas son uno, porque tiene bien claro que en esta vida hay que saber respetar a las personas que tiene delante, y sabe respetar y tratar muy bien con las damas que tiene delante. Créeme, no es un machista ni un retrógrado, porque ser machista y retrógrado es simplemente ser un pringado, un analfabeto y un frustrado que no es capaz de ligar con una persona que tiene delante sin imponer nada a cambio.

Un seductor implacable comparte su vida con las personas que tiene delante y además es capaz de hacerles ver un mundo nuevo y diferente, porque un seductor es capaz de convertir lo malo en bueno.

Para todo ello el seductor implacable debe ser un tipo que domine muy bien el arte de la empatía, el arte de la asertividad y el arte de la comunicación, porque sabe expresarse de una manera única y sabe que quiere transmitir con sus palabras (Amor, deseo, pasión, lujuria …) y lo sabe hacer francamente bien.

Tal vez muchos al principio caigan en muchos errores, errores de novato, pero piensa también una cosa los errores nos hacen avanzar, y sí, puedes leer mucho de seducción y de muchos otros artes, pero amigo mío, es mejor equivocarse, porque cuando te equivocas aprendes y a veces errar no es malo.

Conclusiones finales

Como ves te he dado unas cuantas herramientas para ser un gran seductor, un seductor implacable, pero ahora mismo sólo tienes que hacer una cosa, salir de este artículo y hablar con las personas que tienes a tu alrededor, sedúcelas con tu encanto, con tu manera de ser y con tu amor por la vida.

Si sabes seducir a cualquier persona, cuándo salgas al campo de batalla, créeme que sabrás seducir, así que adelante… sigue tu camino y que la fuerza te acompañe.

4 consejos para tener buen sexo

Sep 30, 2015
2

En esta nueva serie de artículos trataremos de forma profunda el comportamiento psicológico que deberíamos adoptar para tener buen sexo.

Bien es sabido que, a lo largo de la historia, los seductores han sido destacados por su gran potencial amatorio y sexual. Esto no es coincidencia, tanto los seductores y seductoras a lo largo de la historia se han valido del buen sexo para potenciar su seducción. Con estos artículos descubrirás aquellos secretos que te permitirán hacer gozar de buen sexo a tus parejas.

Muchas personas creen que la seducción se acaba en cuanto tienes a esa persona en la cama, pero nada más lejos de la realidad. El buen sexo, entendido como el disfrute máximo de ambas personas en el acto sexual, forma tan parte de la seducción como las etapas más iniciales.

De hecho, se podría considerar el buen sexo como la máxima expresión de la seducción.

 

buen sexo

Antes de empezar…

Antes de empezar a leer estas recomendaciones para tener buen sexo, te invito… no, más bien te exijo, que dejes atrás todos tus prejuicios.

Debes dejar atrás todos los prejuicios, límites y limitaciones que la sociedad, moral, religión y vosotros mismos os hayáis impuesto. Sólo así podréis disfrutar de un buen sexo con total plenitud. Tienes que ser trasgresor, diferenciándote de los demás por no autoimponerte una zancadilla que te limite.

El buen sexo se fundamenta, además de por tu capacidad física (que ya vimos en un artículo anterior), por tu capacidad de estimulación psicológica hacia el otro sexo. El mayor órgano sexual es la mente. Si aprendes a controlar tu mente y la de tu compañero/a durante el sexo, serás capaz de proveer una calidad sexual prácticamente inmejorable, lo que se traducirá en buen sexo.

Ya desde el principio, en la interacción, se subcomunica que puedes aportar buen sexo.

 

No es necesario ser soez, una mirada penetrante en un momento concreto puede ir cargada de sexualidad. Una caricia furtiva…una sonrisa pícara… son elementos que cargan de sexualidad tu mensaje. Aprende a hacerlo en el siguiente enlace.

-Transmitir sexualidad en la conversación.

Cómo tener buen sexo

Creo que no me equivocaré si afirmo con rotundidad total que TODO EL MUNDO quiere buen sexo, y no sólo tenerlo, sino ser además capaz de darlo.

En el buen sexo, el hombre es hombre y la mujer es mujer de la manera más pura posible y cada uno tiene los roles establecidos, si bien es cierto que pueden (y deben) invertirse. Esto quiere decir que una mujer dominante en el sexo (pese a ser un atributo del género masculino) siempre provee excitación en el sexo contrario, y viceversa.

Debéis tener claro que no hay que tener miedo en demostrar ser hombre o demostrar ser mujer durante el buen sexo. Hago énfasis en esto porque es muy importante que, pese a tener todos estos componentes psicológicos en cuenta, os dejéis llevar por lo que os apetezca en cada momento. Haciendo esto, le daréis un toque único y no caeréis en algo mecánico, algo que nada tiene que ver con el buen sexo.

No hay nada más antimorboso que estar ante un “técnico del sexo”, es decir, alguien que se empeña en experimentar de una manera técnica casi perfecta y mecanizada.

Chicos y chicas, la naturalidad debe primar sobre todas las cosas. La experiencia se adquiere con el tiempo y debemos ser capaces de decir a nuestra pareja sexual todo aquello que nos gusta, nos disgusta, o nos hace gozar, para tener y dar buen sexo.

Si no nos comunicamos, caeremos en frustraciones. Los seres humanos, de momento, no somos adivinos, y ante una nueva pareja sexual nunca sabremos al 100% lo que le gusta o no, o cómo vive el buen sexo; por ello, debemos ser conscientes de que hay que decir con total confianza lo que estamos dispuestos o no a hacer, o lo que nos gustaría que nos hicieran.

También cabe decir que eso se debería comunicar fuera del ámbito sexual, es decir, jamás durante el sexo. Eso le resta atractivo. Debemos ser perfectamente capaces de decir sin tapujos todo aquello que queramos para el buen sexo fuera del ámbito del dormitorio. Esto es especialmente importante para las parejas, en las que pueden surgir importantes frustraciones si no comunicamos de manera asertiva y con cariño todo aquello que nos parece bien o mal.

Componentes del buen sexo

Dominación

El buen sexo debe llevar un componente de dominación asociado. La dominación en el sexo se entiende como un matiz de imposición, siempre consentido previamente con la pareja o en el ámbito permisivo por parte del otro.

Dominar lleva mucha fantasía asociada, y si quieres tener buen sexo deberías incorporar el componente de dominación a tus relaciones sexuales. Tu pareja te lo agradecerá. Tomar el control de la situación es excitante y, a veces, también es excitante dejarse llevar por el  control del otro.

En eso consiste el buen sexo, en dar y en recibir.

Emocionalidad

Lo contrario a la dominación. En el componente de emocionalidad, como su propio nombre indica, priman las emociones.

Este componente es el típico que se ve en películas de amor de chico conoce a chica, se enamorar y fueron felices y comieron perdices. Si bien no debe ser tan exagerado, un componente de emocionalidad dota al buen sexo de una relación más “cálida”, sin la frialdad que quizá pueda verse en la dominación.

Sin duda, la emocionalidad llevará tu buen sexo a otro nivel

Variedad

La variedad es quizá el componente más importante del buen sexo, al menos a medio y largo plazo. Muchas relaciones de pareja fracasan por ser incapaces de aportar variedad a su juego de seducción y de tener buen sexo.

Déjate llevar por lo que te apetece en cada momento y aventúrate a experimentar cosas nuevas

De ahí la importancia que hablábamos antes de dejar atrás tabúes y ser trasgresores. Si aportas un componente de variedad y sorprendes siempre con algo nuevo, sin duda te convertirás en alguien que da buen sexo.

Inmersión

Unas velas, música sensual, aromas naturales y sugerentes, un néctar delicioso y un masaje que más que tacto aporta excitación.

El buen sexo consiste en estimular los sentidos y la imaginación, pero sobre todo, en vivir el presente. Deshazte de cualquier cosa que pueda evadirte del momento y disponte a disfrutar del buen sexo con esa persona.

No seas un seductor sólo fuera de la cama, también dentro de ella. El buen sexo y tu potencial amatorio en este momento deben ser lo primordial, tanto si eres chico como si eres chica.

La relación entre estos componentes debe ser fluida, es decir, se debe ser capaz de ser variable a la vez que se está inmerso en el acto sexual.

Dominación y emocionalidad forman un contraste de dualidad que debe estar presente siempre en el buen sexo, incluyendo en todo momento la constante de la variedad. Es como una ecuación en la que deben participar cada una de las variables.

Para finalizar

Un buen amante y seductor provee buen sexo, es capaz de comunicar sin tapujos lo que le gusta o le disgusta que le hagan y hace, se deja llevar durante el acto sexual y tiene en cuenta los roles de cada uno dentro del sexo, siempre teniendo en cuenta los componentes de Dominación, Emocionalidad, Variedad e Inmersión.

Por último, hay que tener claro que el mayor motor sexual es la estimulación de la mente, que se hará a través del cuerpo. Hay que tener esto claro: El cuerpo se estimula a partir de la mente, y no al revés. Por ello, a muchas mujeres les cuesta llegar al orgasmo. Es porque no han sido psicológicamente estimuladas correctamente o ha faltado alguna de las variables (por norma general, siempre hay excepciones).

Recordad que las variables funcionan como un todo y han de estar equilibradas generalmente, si bien es cierto que la Variedad juega aquí un papel importante. Es importante no repetir siempre lo mismo y sorprender, pero sin caer tampoco en la rutina de sorprender.

No te pongas trabas y desarrolla tu máximo potencial, en todos los ámbitos de tu vida.

 

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:
Dominación: tabú del sexo

Viagra natural: cómo conseguir una erección duradera

Cómo durar más en el sexo: 9 claves de cama

#FilosofíaGL #GeorgeMassoni

#LOVE#Sexo

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y nos estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
Good life es amar lo desconocido y todo lo que no se puede controlar, pues te sientes inseguro dentro de ese terreno y esto hace que tu corazón lata más fuerte. Es tener un espíritu aventurero.

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

 

 

 

*Serie de artículos basada en “The Sex God Method”®

Crea tensión sexual en 5 pasos

Hola, queridos lectores y amantes de la filosofía Good Life. En este artículo vamos a ir al grano. Vamos a dejarnos de rodeos y os voy a decir exactamente qué tenéis que hacer para sacarle el máximo provecho a la tensión sexual, cuestión que lleva de cabeza a mucha gente que empieza a querer seducir.

Si sigues estos cinco pasos, que desarrollamos en profundidad en nuestros talleres y cursos, te auguro un elevado éxito en tus relaciones con las féminas.

1.- DESARROLLA TU ATRACTIVO

Debes ser consciente de que la tensión sexual no es algo que se crea espontáneamente como por arte de magia.

La tensión sexual es la manifestación externa de una atracción preexistente.

¿Esto qué quiere decir? Pues que si intentas “crear” tensión sexual con una mujer a la cual no le atraes lo más mínimo, lo más probable es que tengas un fracaso estrepitoso, un rechazo y, algunos, hasta un episodio depresivo.

Para que haya tensión sexual debe haber atracción, y ésta sucede a varios niveles. Uno de ellos es el físico. ¿Es un factor importante? Sin duda. ¿Es completamente necesario tener buen físico para resultarle atractivo a una mujer? Para nada. No. Rotundamente no.

Evidentemente, si tienes un buen físico y una apariencia atractiva, entras por los ojos. Eso es así. Pero ello no quiere decir que un tipo menos agraciado no pueda resultar atractivo a una mujer. De hecho, pregúntate: ¿has  visto hombres con un físico lamentable al lado de verdaderos portentos de mujer? Seguro que sí, al igual que yo.

Existe un tipo de atracción llamada intelectual. Cualidades como la inteligencia emocional, resolución de conflictos, el saber cosas, o la propia experiencia se engloban en este tipo de atracción. Para una mujer no es determinante el físico que tienes, sino lo que tu físico dice de ti. Si eres una persona que se cuida o no, si te preocupas por lo que transmites y cómo lo haces. La atracción intelectual SÍ es un factor constante. A una chica puede parecerle que tienes un físico de 10 y mandarte a paseo porque seas un auténtico mamarracho gilipollas.

Cultiva tu intelecto, tus habilidades sociales, tu humildad y tu paciencia…eso es más atractivo que el mejor físico del mundo con una cabeza vacía.

2.- CONFÍA EN TI MISMO

A colación del punto anterior introducimos este. Muchos hombres valen la pena. Sí, incluso tú que estás leyendo este artículo con la cabeza cargada de miserias, tienes algo que te hace único con respecto al resto del planeta…o, al menos, de tu zona de relaciones.

Puedes ser la persona más atractiva intelectual o físicamente, pero para transmitir tensión sexual tienes que tener confianza en ti mismo. Una persona insegura, sin autoestima, aunque cuente con las fuentes de atracción antes descritas, difícilmente creará tensión sexual. Es posible que despierte atracción en la chica y que, si tiene suerte, ella tome la iniciativa y lleguen a algo…pero lo más probable es que se quede con las ganas y el “¿qué habría pasado si…?”

Para transmitir tensión sexual, debemos tener confianza en nosotros mismos y en que lo que queremos hacer es legítimo. ¿Está bien conocer gente? ¿Es legítimo que yo me interese por una persona de manera sexual?

Hasta ahora tenemos dos puntos: desarrollar nuestras fuentes de atracción y nuestra autoconfianza para transmitirlas.

3.- OBSERVA Y ADÁPTATE

Tenemos todos los ingredientes, autoconfianza y una personalidad irresistible para ofrecerle al mundo. Tenemos el qué. Falta el cómo.

En el mundo de las relaciones sociales, el que no es observador se podría equiparar a un cojo que quiere correr una maratón. Si no tienes observación, ¡te falta una pierna! Tanto para transmitir tensión sexual como para cualquier otra cosa.

La tensión sexual requiere de grandes dosis de observación para hacerse correctamente. En nuestros cursos enseñamos a detectar todos aquellos gestos y actitudes que predisponen a transmitir la tensión sexual. Incluso aunque seas una persona que no habla demasiado, una buena observación te permitirá adaptarte al contexto y a la chica que tienes delante. Si, además, cuentas con inteligencia emocional como hemos visto más arriba, tienes todo lo necesario para actuar en consecuencia y transmitir tensión sexual.

tensión sexual

4.- TRANSMITE TODA TU SEXUALIDAD

La tensión sexual me gusta equipararla a un baile. A nuestros alumnos del Good Life Beach Camp de este año se lo dije: baila con ella y llévala…pero si intenta llevar las riendas amóldate y déjate llevar.

La seducción no deja de ser un arte…y, como arte, tienes que vivirlo, sentirlo y dejarte llevar por las emociones del presente.

Partamos del punto de que ya hay atracción y eres una persona confiada, además de haber desarrollado la observación. ¿Te merece la pena ser analítico en ese momento en que tienes a una persona delante? Déjate llevar y baila con ella.

En este artículo tienes mucha más información sobre cómo transmitir tu sexualidad y tensión sexual.

Lo que quiero que te quede claro en este punto es la esencia de transmitir tensión sexual. No es algo rígido y meticuloso…es un baile de ambos donde existe atracción y existen ganas mutuas de rendirse a los encantos del otro. Gestionemos eso y transmitamos tensión sexual.

Uno de los puntos fuertes de nuestros cursos es precisamente este: enseñar a la gente a transmitir tensión sexual de una manera fluida, artística y presente desde el momento en que una persona nos interesa.

5.- ÉCHALE HUEVOS

Puedes tenerlo todo. Puedes ser un tipo autoconfiado, con una inteligencia de la leche y con el mejor físico del mundo.  Puedes tener una observación más profunda que el Ojo de Sauron y transmitir toda la sexualidad del mundo…pero a la hora de la verdad, cuando estás ahí con la chica delante y todo apunta a que la cosa promete, hay que echarle huevos.

Echarle huevos no significa obligar a otra persona a hacer algo que no quiere, algo que mucha gente malinterpreta. Echarle huevos tampoco significa crear tensión sexual a toda costa, incluso a pesar de cargarnos la interacción. No. Echarle huevos consiste en transmitir tensión sexual. ¿Cuándo? Cuando toque, ni más ni menos.

Esas mismas palabras son las que digo en mi taller de atracción y tensión sexual, y es que es un concepto que debe quedar claro: La observación manda, y en consecuencia transmitimos tensión sexual cuando la situación lo requiere.

Teniendo claros estos cinco consejos para transmitir tensión sexual, ya sólo queda que trabajes y lo apliques…pero acostúmbrate a hacerlo cuando la situación lo requiera. De nada sirve salir a practicar sólo una cosa, pues como has visto, todo está relacionado.

Más sobre cómo crear tensión sexual con la conversación aquí:

Crear tensión sexual: Sexualizar la conversación

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:

Cualificación: cómo decirle que te gusta

Sexualidad: transmitir sexo en la conversación

Cómo ligar por WhatsApp (II): información y sexualización

#FilosofíaGL #GeorgeMassoni

#LOVE #Seducción

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y nos estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
Good life es no lanzarse a la caza de muescas de cinturón, pues es apreciar la calidad en tus relaciones más que la cantidad de éstas. Es encapricharte de forma sincera con cada una/o de tus amantes, ya busques relaciones largas o pasajeras. Good life es creer en el magnetismo de las personas que se esfuerzan por ser mejores día a día, siempre planteándose nuevos objetivos o retos.

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

Cómo salir de una relación tóxica

Jul 2, 2015
0

Después de una primavera que la sangre altera, llega el verano. Otra época que no deja indiferente a nadie. Tienes tu pareja, y para todos tus conocidos estáis genial, pero lejos de ser una felicidad continua, la realidad es que sufrís altibajos continuamente. Posiblemente estés en una relación tóxica. Se podría extrapolar a todas las relaciones interpersonales.

¿Tienes una pareja insegura? ¿es controlador/a? ¿es celoso/a? ¿discutís a menudo?

A veces sucede que lo que debería ser una bonita relación con alguien a quien quieres se nubla o se convierte en rutina. Una rutina de discusiones o de exigencias que crean conflictos. Muchas personas acaban cediendo: por no escucharla/o, porque le quiero, porque me quiere… Eso sólo refuerza su conducta y pone en bandeja de plata la siguiente exigencia.

A veces, la falta de carácter, de seguridad en uno mismo muchas veces camufladas de bondad llevan a situaciones que a la larga son insostenibles. Mientras que en la chica eso representa sumisión hasta el punto de no exigir respeto, en el chico es muestra de falta de liderazgo y cualidades saludables, muchas veces causado por un autoestima incompleta.

En efecto, una relación tóxica está originada por las carencias de las personas que la forman. Muchas veces, son los miedos e inseguridades de ambos los que hacen que os aferréis a algo que no tiene futuro, al menos tal como está planteado actualmente.

Pon asertividad y promueve la empatía

Este punto es tan sencillo como vital. Evita juicios o acusaciones, eso sólo empeorará las cosas. Cuando hables habla sobre ti.

Para poner en práctica la asertividad expresa objetivamente las cosas, expresa tus intenciones y tus gustos, eso hará que tu pareja te entienda mejor. Expresa cómo te sientes, o cómo te hace sentir con tu actitud.

Comienza las frases expresándote lo más claramente posible:

Es importante para mí pasar más tiempo con mis amigos como lo hacíamos antes, así que me gustaría salir con ellos sin parejas.
Hace tiempo que no me dices que me quieres y me gustaría que lo hicieras más a menudo.
Cuando me gritas o me hablas mal, siento que no me respetas. Me gustaría que nos dijéramos las cosas en un mejor tono.
Me haría muy feliz hacer un viaje juntos este verano, pero en pareja sólo tú y yo.
¿Cómo crees que me siento cuando me gritas por algo tan insignificante?
Me molestó que ayer me dijeras XXX
No me sentí apoyado cuando …
Dices que quieres más libertad, cuando lo que yo quiero es una relación estable.

Muchas veces, las discusiones son infundadas, y son la consecuencia de causas que permanecen ocultas. Muchas veces son la consecuencia de molestias o incomodidades que no nos atrevimos a decir. En la pareja promueve el cariño y la confianza. Aprended juntos a hacer frente a las situaciones que tengáis que afrontar.

pareja gritando

Elimina tus miedos e inseguridades

Eres una persona adulta. Adulta. En la vida afrontamos situaciones difíciles, y evitarlas huyendo por miedo o andar con inseguridad no trae nada bueno. En las relaciones sociales se dice que el miedo y las inseguridades “se huelen”. La gente te pone a prueba, juegan a conocer dónde están tus límites (hasta los niños lo hacen) y cómo reaccionas a diferentes situaciones. Muy inconscientemente saben hasta dónde pueden llegar y qué límites pueden sobrepasar contigo.

Sal de tu zona de confort. Afronta los problemas y los miedos con disciplina. Dejarán de ser tan grandes.
Convierte tus inseguridades en convicción, o al menos solo en incertidumbre que es neutra.
Evita que te afecten los problemas. Ocúpate de lo que está en tu mano y des-pre-ocúpate de lo que no lo está.
Confía en ti mismo. Eres el motor de tu vida. Si no confías en ti nadie lo hará.
No justifiques malas acciones con buenas intenciones. “Lo hace porque me quiere”o “pero es buena persona”.
Exígete respeto. El respeto es esencial para convivir felices.

Miedo a que se termine la relación: Puede ser un claro signo de dependencia. Si quieres que te quieran primero tienes que quererte tú mismo/a. Muchas veces saber que la otra persona no te dejará te permite abusar de su confianza. Otras tantas, hacerle ver que te puede perder le da un importante aviso para encauzar las cosas. Las relaciones de dependencia no suelen acabar bien, no se disfrutan y se sufren.

 

¿Falta de autoestima? Eso era antes

El autoestima es una parte muy importante del desarrollo humano. De ella depende buena parte de nuestra congruencia, de nuestro equilibrio emocional, de nuestro juego interno… Es cierto que conforme pasa el tiempo somos menos susceptibles que en la adolescencia, aun así, es típico de muchas relaciones tóxicas que una o ambas personas vapulean el autoestima de la otra. Eso es generador de miedos, inseguridades y creencias limitadoras como por ejemplo “¿quién me va a querer?” “¿qué voy a hacer yo en mi soledad?”. Las personas tóxicas repiten patrones tóxicos que atacan a la identidad: “Eres un/una tal“. Manipulan a través de la culpa, la pena o el victimismo: “Nadie me quiere” o “con lo que yo te quiero”. Y en último lugar atacan: “Nadie te quiere…”, “no me quieres”. En todos los casos se busca que el autoestima de la otra persona se haga pequeña y al verse insegura y con miedos torne a volverse dócil y protectora.

 

Es momento de dejar tu relación

 

El amor ha movido montañas, pero no lo justifica todo. Puedes querer a alguien y puede que ese alguien te quiera pero no te respete o que la relación o la pareja no estén orientados a tus objetivos vitales. Planteale si está sobrepasando los límites de lo que hacen llevadera a una relación. Plantéale reenfocar lo que tenéis, aunque muchas veces sea tarde y no pueda volver a ser lo mismo pero que por intentarlo que no sea.

Otras veces nos encontramos con lo que llamaría estar en la zona roja. Es muy complejo hacerle entender a tu pareja que tiene un rol manipulador, y difícilmente va a cambiar para nosotros. Una persona así se moverá con la culpa y con la lástima.

También, una persona que con su carácter impone su realidad, escucha poco, y sobre todo está poco dispuesta a cambiar. Para mí este es el caso que peor solución le veo.

finales necesarios

Cuando el tóxico eres tú

¿Crees que merece la pena no estar disfrutando al máximo con una de las personas que más te quiere? ¿merece la pena discutir tanto en lugar de hablar las cosas? ¿no crees que es momento de tratar de igual a igual, ver lo que necesitamos en la relación que nos haga felices y hacerlo? Si un día se acaba la relación, al menos a mí me gustaría que me recordaran como una gran pareja que supo ser y hacer feliz en la relación, y que te recuerden como una persona que dejó huella. Una relación puede ser bien llevada hablando las cosas y haciéndola estimulante; eso sí que merece la pena!

El nuevo pagafantas

Pagafantas siempre ha sido una de esas palabras que me ha hecho mucha gracia. Pagafantas es aquella persona que intenta ligarse a una tía colmándola de regalos y haciendo todo lo que ella quiere dejando para ello toda la esencia que lo convierte en persona. El pagafantas además es una especie que quiere intentar ligarse a la chica pero no ve de ninguna de las maneras como salir de esa situación y se deja prostituir y manipular en todas sus formas y colores.

Pero la evolución del pagafantas nos ha hecho ver a personas que lo han dado todo por nada. Siempre me sorprendió aquella historia de un amigo que cuando “un ligue” suyo lo llamaba para que le sacase a pasear al perro, acudía presto y orgulloso. Lo más gracioso es que siempre nos lo decía con una sonrisa “Le he sacado el perro a pasear a Yolanda, estoy convencido de que me quiere muchísimo” (pobre iluso).

Hay muchos pagafantas que las mujeres los reconocen nada más llegar a un sitio, hacen alarde de su vida, se dedican literalmente a acosar a mujeres diciéndoles que quieren invitarles a una copa y además son tan patéticos que se dedican literalmente a babosear a la persona que tienen a su lado. Si eres hombre y te reconoces, mal hecho. Si eres mujer y te ríes de estos infraseres, te doy mi más sincera enhorabuena 😉

¿Qué es el nuevo pagafantas?

El nuevo pagafantas es una especie nueva, éste ya no sale de su casa, no … ni tampoco acude a las discotecas … todo eso ha cambiado, y gracias a Internet. Sí, lo que estás escuchando. Existen un nuevo pagafantas, el pagafantas virtual.

Y es que existen cantidad de páginas web para poder encontrar citas, y el nuevo pagafantas es donde abunda, porque reconozcámoslo, ¿por qué hemos de pagar para conocer a una mujer?

Muchos de vosotros me diréis que no tenéis tiempo para concertar una cita o para salir a conocer a alguien, y me parece que está bastante bien, pero ya sabéis que a veces en el cibermundo las cosas no son como nos las imaginamos, sino todo lo contrario, ya que al no conocer a quién tenemos delante puede ser como un caramelo envenenado, de apariencia dulce pero que mata.

El otro día me llegaba un mensaje privado a mi Facebook de un chico que se dedica todos los días a ligar cibernéticamente, pero no tiene ningún tipo de éxito, y fíjate que le he recomendado algunas veces, mis artículos de ligar por chat, me comentaba que estaba en todas las páginas (adoptauntio, Meetic …). Yo le dije que no se preocupase, que tenía que cambiar su estilo, pero que desgraciadamente se está convirtiendo en un nuevo pagafantas. Si tenéis problemas de esta índole, ya sabéis que estamos organizando el Good life Beach Camp, y que abordaremos desde todos los aspectos cómo conseguir tu mejor yo.

Mi principal consejo es que no pagues por ligar. Sí, como lo oyes. No pagues por una cosa que debería de ser gratuita y que debería de ser intrínseco a la persona, olvídate de suscripciones para follar o para conocer a alguien que va a llamar a tu puerta a cambiar tu vida. Desgraciadamente ese tipo de caso es bastante raro  a lo que estas páginas pretenden vendernos, porque para conocer a una persona la tenemos que sentir cerca, tenemos que sentir su cuerpo, su alma.

Si pagas por ello y eres hombre y mujer, te entiendo, de verdad que si … es jodido no tener a una persona a tu lado y sentirte solo, pero existe una nueva soledad y es la soledad del Internet, una soledad en la que piensas que estás acompañado pero que en el fondo te sientes solo.

 

Bueno Carlo, soy un nuevo pagafantas …

¿Y ahora qué?

En primer lugar lo que vas a hacer es coger y dejarte de gilipolleces y de justificar tu pérdida de tiempo. Lo segundo, arreglarte, llamar a tus amigos y te vas a dar una vuelta por tu ciudad, y lo tercero es dejar de lamentarte de que tu vida es un fracaso, porque el fracaso no existe, existe el ponerle poco espíritu a las cosas.

Si eres un nuevo pagafantas has de corregir errores del pasado, no todas las mujeres tienen un precio y no todas las mujeres se dejan llevar por el dinero y los lujos (créeme que es una creencia muy limitante que te está amargando la vida), hay mujeres maravillosas que lo que quieren es que las escuches, que goces con ellas y que las hagas sentirse mujeres, y realmente especiales. Si eso eres capaz de conseguirlo en tu vida, ya no eres un pagafantas, sino un seductor, y los seductores son capaces de enamorar con la mirada, de sentir como sienten ellas y de hacer que cada momento que viva esa mujer sea único y especial.

Si todavía sigues delante del ordenador y no me has hecho caso, mal hecho, aún así te existen cantidad de portales y de redes sociales como Facebook para conocer nuevas personas y trazar una amistad que puede fructificar en relación, pero ya sabes que en estos casos hay que ir piano piano. Si no, caerás en los mismo clichés y volverás a ser un pagafantas.

Creo que este artículo te va a motivar bastante. Una frase para reflexionar:

Tú debes de ser la mejor versión de ti mismo (Carlo Casanova)

Recomendación:

Existe una película española que se llama “Pagafantas” si no la has visto te recomiendo que la veas es bastante divertida y narra muy bien la vida de estos “seres”.

Por: Carlo Casanova

Cualificación: cómo decirle que te gusta

cualificación

Hola, amigos y amigas. En este artículo vamos a hablar de la cualificación. La cualificación es aquel avance que nos va a permitir establecer una conexión entre nosotros y la persona que tenemos delante, es decir, por qué estamos compartiendo nuestro tiempo con esa persona y no otra.

La cualificación es, pues, el vínculo único e intransferible que establecemos con la persona que tenemos delante.

La cualificación se ha venido dando desde siempre en la historia de la seducción. Ya Cleopatra o el famoso Casanova utilizaban la cualificación para sentar las bases del proceso que haría que la otra persona cayese rendida a sus encantos. Así, podríamos decir que la cualificación es la forma básica de la seducción, el por qué nos gusta una persona.

Hablaremos de que “nos cualificamos” cuando decimos cosas que nos gustan de nosotros mismos; diremos que “cualificamos” a una persona cuando transmitimos, como hemos dicho antes, lo que nos gusta de ella y por qué.

Cualificación propia o “venderse”

Desde muchas partes se nos inculca la idea errónea de que la cualificación propia es “regalarse”…eso sólo puede comprenderse así si tienes una baja autoestima y crees que cada palabra que digas es regalarte a la persona que tienes delante. Siguiendo con la filosofía Good Life, podríamos equiparar el “cualificarse” al venderse. Me explico: si tú te vendes de una manera perfecta, sin defectos y retroalimentando tu ego, la otra persona pensará dos cosas: que ha dado con Dios o que eres un fantasma. Y debido a que lo primero es poco probable, ya sabemos qué opción nos queda. Por el contrario, si hablamos de nosotros mismos de una manera humilde, que subcomunique que somos personas con defectos y virtudes y además hacemos esto de forma natural y no sin venir al caso, nos venderemos de una manera correcta. Es decir, nos estaremos cualificando correctamente.

 

Ahora bien, ¿cuándo nos cualificamos? Nos cualificaremos siempre y cuando esa persona que tenemos delante se interese por nosotros, esto es, cuando quiera saber más cosas de nosotros en un intento sincero de conocernos y establecer una conexión. Es importante tener en cuenta que no por cualificarnos (o vendernos) de una manera correcta, humilde y natural perderemos valor, nos regalaremos, ni mil chorradas de esas. Al contrario, resultaremos más atractivos al mostrar a la otra persona que sabemos cómo somos, que nos conocemos bien y que sabemos lo que queremos en la vida.

Por ejemplo:

– María: Blablabla…Oye, ¿y tú por qué estudias medicina?

George: Pues estudio medicina porque algún día quiero ser ese tipo de médico que ayuda a todo el mundo y siempre tiene una sonrisa…aquel que con sólo hacer feliz a un paciente ya tiene alegría para todo el día. 

(Como veis, subcomunico una personalidad atractiva, sensible, altruista, generosa. Si eso se considera perder Valor…hay que cambiar el planteamiento. También se usa la comunicación emocional).

Cualificar a una persona

Ahora pasemos al proceso de cómo cualificar a una persona. A las personas, tanto hombres como mujeres, nos gusta sentirnos valorados por la gente. Esto es así al 100%, y al que no le guste sentirse valorado es que tiene un problema. Por ello, como somos gente atractiva, magnética y generosa, nos hará inmensamente felices el saber que estamos haciendo sentirse valorada a la persona que tenemos delante. Vamos, lo que es decir un piropo SINCERO Y JUSTIFICADO de toda la vida.

 

La cualificación hacia la otra persona es la antesala de un avance. Tenemos que hacer consciente a la otra persona de que queremos avanzar con ella hacia una dirección determinada (ya sea sexo, relación estable, amistad…). Para ello nos  valemos de la cualificación: le haremos saber a la otra persona qué nos gusta de ella y por qué de una manera sincera y natural.

Haciendo esto, nos aseguraremos de que la otra persona se sienta valorada por nosotros y si además detectamos qué es lo que ella más valora de sí misma, esa cualificación será el triple de potente. ¿Por qué? Porque si un chico se ha dedicado años a conseguir una melena larga, un pelo cuidado y sedoso y que además proyecta una atracción brutal, le gustará que la chica que tiene delante valore el esfuerzo que él ha puesto en su cabello. Si una chica, pese a nacer más atractiva que la mayoría, se ha dedicado exclusivamente a estudiar por encima de las posibilidades económicas de su familia, valorará más que el chico que tiene delante se fije en su capacidad de superación y esfuerzo que el objeto de fijación sea el pecho tan bonito que tiene.

 

Con estos ejemplos quiero transmitir que a veces lo que nosotros consideramos que es un piropo súper efectivo, no lo es tanto porque la otra persona tiene una percepción distinta de la realidad de la que tenemos nosotros. No es lo mismo, pues, decir piropos a la ligera, que saber detectar precisamente lo que la otra persona más valora de sí misma. De ahí que recalquemos tanto siempre la importancia de la observación y el desarrollo de dicha habilidad.

 

Por tanto, si somos capaces de detectar aquello que más valora de sí misma esa persona, y además le comunicamos de forma verbal o no verbal que eso nos gusta, percibirá que nuestro avance será justificado y que nuestro interés es real y sincero. Por esto, debemos hacer únicas nuestras cualificaciones e inspirarnos en la persona que tenemos delante, pues cada persona es única y nos puede impresionar de una manera u otra cualquier habilidad que tenga. Si hacemos esto, nos aseguramos de que nuestra cualificación quede totalmente natural, sincera y cautivadora.

“Las olvidé porque todo se olvida; pero al acordarme de ellas, hallo más profunda la impresión que me causaron.” Giacomo Casanova

Cómo cualificar

Ahora veremos cómo hacer nuestra cualificación de tal manera que transmitan lo que queremos decir y sepamos que, efectivamente, vamos a dar en el clavo. Lo que perseguimos con la cualificación se podría comparar con el rifle de un francotirador. Normalmente, la mayoría de las personas cualifican cosas demasiado generales o no son lo suficientemente adeptos en comunicación como para saber transmitir lo que piensan. Sin embargo, el seductor y seductora natural han de ser como francotiradores: con una sola bala son capaces de llegar al corazón de su víctima.

 

Por ello, no puedo dejar de mencionar la habilidad de la observación. Observar significa examinar atentamente  y, en este caso, nos referiremos a observar todas aquellas características que se pueden cualificar de la persona que tenemos delante. Normalmente, se puede hacer cualificación sobre casi cualquier cosa, por tanto, no cualificaremos a la ligera y daremos un toque de originalidad a nuestras palabras, lo cual nos diferenciará de la mayoría de las personas. La cualificación se relaciona de manera directa con las habilidades de observación y comunicación. Es por ello que si no somos buenos observadores y comunicadores difícilmente podremos hacer cualificaciones muy precisas.

Pensemos por un momento: si a un chico no paran de decirle lo guapo que es y lo bonita que es su sonrisa, ¿creéis que si le decimos esto mismo lo valorará de la misma manera que si le dijésemos que nos ha llamado la atención la manera en la que se expresa y que nos encanta su voz porque nos hace sentir protegidos/as? Evidentemente, las personas nos solemos fijar (la mayoría) en lo diferente, en lo que escasea. Por tanto, si somos capaces de, a través de nuestras cualificaciones, provocar un sentimiento de placer y valoración en la otra persona (al ser tan precisa nuestra cualificación), habremos conseguido el objetivo de la cualificación: hacer sentir bien a la otra persona estando con nosotros, mediante un piropo sincero y natural que provocará un avance, que podrá ser sexual.

 

cualificación

Ejemplo para chicos

Vamos a imaginar que ya somos buenos observadores y hemos visto una chica rubia de 1.70, piernas impresionantes y unos ojos de infarto. Tiene pecho perfecto y un buen culo. Es la más guapa del grupo y está rodeada de unas 10 amigas y 5 amigos en un ambiente festivo y con muchas risas. Hablamos con ella y resulta que es una chica muy extrovertida pero que no nos deja avanzar…de tal manera que parece que la conversación fluye animadamente pero ella parece no terminar de abrirse. ¿Qué cualificaríamos en esta situación?

 

Evidentemente, en esta situación cualificar el físico de primeras no tiene demasiado sentido si observamos que está rodeada de 5 chicos que ya le habrán dicho lo guapa que se ha puesto y blablablá. La actuación a seguir sería:

Primero: pensar. Si está rodeada de todo su séquito de amigos/as, lógicamente proponer un avance sexual de primeras no parece muy apropiado porque nos puede rechazar definitivamente. Evidentemente se ha puesto preciosa, y se lo diremos dentro de un rato, por supuesto, pero en este momento lo que más destaca de ella es su actitud. Está resaltando una cualidad muy potente y que la define como persona y, probablemente, ella esté orgullosa de sí misma al mostrar este atributo: la Prudencia. Esta chica está siendo muy prudente porque está rodeada de mucha gente y aún no sabemos si tiene pareja, si su pareja está ahí o si, simplemente, tiene ganas de mandanga esa noche.

Segundo, una vez que ya hemos observado todo esto, vamos a hacer la cualificación de una manera precisa (recordemos, francotirador) haciendo gala de una comunicación eficaz inspirada en nuestra labiaFulanita, he observado que no te abres demasiado de primeras. Si esta confianza que siento contigo tú también la experimentas, sólo me queda reconocer que eres una chica bastante prudente. Al estar rodeada de todos tus amigos y amigas, imagino que será difícil para ti dar un paso. Pero no te preocupes, acabas de demostrar una cualidad que me encanta y que es muy difícil de encontrar.

 

Como veis, aunque el ejemplo es un poco exagerado y la situación es adversa, hemos sacado una cualidad importante y hemos hecho la cualificación correctamente respecto a la actitud de la chica. Es por ello que ella se sentirá cómoda, valorada, y ante un hombre atractivo y magnético que no necesita ser pesado para que la relación entre ambos fluya.

Estos son los principios de la cualificación natural: hacer sentir cómoda a la otra persona, ser generosos, sinceros y buenos observadores y comunicadores.

 

Ejemplo para chicas

Entras a un pub y ves a un chico de 1.90, buen cuerpo y bastante mono. Cabello bien cuidado y una sonrisa de infarto. Tras un rato de miradas insinuadoras, bailes sensuales y tensión sexual palpable a kilómetros de distancia, el chico en cuestión decide acercarse a conocerte. Parece un buen chico y su personalidad hace juego con su físico. No obstante, no es muy buen comunicador y parece bastante nervioso, lo cual le da un aire inocente aún más atractivo.

¿Qué deberías hacer en esta situación, querida amiga?

Bien, primero deberías observar: ¿están sus amigos mirando? ¿Ha hecho gala de un gran valor para acercarse a ti? ¿Te gusta/atrae realmente? Si la respuesta a alguna pregunta de éstas es sí, ¿qué mejor manera para avanzar que cualificar al chico? Segundo, procede a la cualificación: El chico en cuestión va rodeado de sus amigos y, como sabemos, eso supone un doble esfuerzo para acercarse a conocer a alguien. Si además tenemos en cuenta que es tímido, vamos a cualificar esa habilidad que está mostrando: valentía. Por tanto, la cualificación sería algo así como: ¿Sabes, Fulanito? Llevamos un rato hablando y me he dado cuenta de que, además de ser un chico muy atractivo, eres valiente. Se nota que eres una persona introvertida y el que estés aquí hablando conmigo me hace sentir muy halagada. Por eso, de momento quiero seguir conociéndote para ver si podemos seguir pasándolo tan bien como hasta ahora.

Los ejemplos que he puesto aquí son largos deliberadamente para que los conceptos de cualificación queden claros, pero se pueden hacer cualificaciones más cortas acompañadas de un buen lenguaje no verbal igualmente efectivas. Lo importante es la naturalidad con la que afrontéis las situaciones y cómo os sintáis y hagáis sentir a la otra persona.

No olvidéis nunca que hacer daño a una persona gratuitamente, a la larga, sólo os traerá desgracias. Ser sincero no significa ser sincericida. Si se hace la cualificación de una manera honesta y generosa no recibiréis rechazos. Y si los recibís, podréis darles la vuelta con una facilidad pasmosa. Así mismo, si queréis rechazar a alguien porque no os atrae o cualquier cosa, tened en cuenta que hay mil maneras de comunicarse sin herir los sentimientos de nadie.

 

 “La grandeza de un hombre está en relación directa a la evidencia de su fuerza moral” John Fitzgerald Kennedy

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:

Cómo potenciar tu comunicación emocional

Sexualidad: transmitir sexo en la conversación

Cómo ligar por WhatsApp (II): información y sexualización

#FilosofíaGL #GeorgeMassoni

#LOVE #Seducción

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y nos estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
Good life es no entender de prisiones, puesto que el ser humano ha nacido para ser libre y no para ser poseído. Es sentirte libre de ser natural y hacer lo que te dé la gana, incluso si contradice aquello que decimos. No buscar la perfección. Puedes liberarte de todo lo que te condicione. Las premisas no son mandamientos, por lo que puedes desembarazarte de cualquiera de ellas y crear las tuyas propias.

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

Cómo ligar por Facebook

Facebook. Qué os voy a contar que no sepáis de esta red social y del éxito mundial que tiene gracias a la mente de Mark Zuckerberg, su creador. Facebook ha sido catalogada como una red social de amistad y de nuevos contactos, pero… ¿Se puede ligar por esta red social? ¿Se puede ligar por Facebook?

Consejos para ligar por Facebook

Para ligar por Facebook son necesarias varias cosas, en primer lugar un arsenal de buenas fotos para crearnos un perfil chulo y en segundo lugar no tener ganas de ligar por Facebook. ¿Tienes los elementos necesarios?

¡Pues vamos allá!

Créate un perfil chulo

Tu perfil es tu identidad, por lo que debes de currártelo bastante, así que escoge fotos chulas de las actividades que más te guste hacer, y que creen congruencia con tu personalidad, esto es, no pondremos fotos de algo que no hagamos, ya que trataremos de vender nuestra vida de un modo interesante haciendo ver que tenemos una vida diferente a la del resto, algo esencial para ligar por Facebook.

Crea contenido de calidad

Haz que tus publicaciones les lleguen a las personas que tienes al otro lado de la pantalla, pon cosas interesantes pero sé tu mismo, es decir, muéstrate como eres, forja contenido de valor y que sea especial para las personas que te puedan seguir. Por lo tanto, yo de ti, eliminaría contenido que pueda resultar ofensivo, ya sabes lo que te he comentado, para ligar por Facebook es necesario no tener ganas de ligar.

Vale, Carlo, ya tengo un buen perfil, y además mis publicaciones reciben muchos “Me gusta”; y ahora, ¿qué hago? ¿Cómo hago para ligar por Facebook?

Busca personas con tus mismas aficiones

Existen en Facebook un montón de páginas de personas que tienen seguramente tus mismos gustos e intereses, yo te aconsejo buscar en los siguientes lugares:

Para ligar por Facebook, busca grupos de actividades que te gusten: Si quieres conocer personas para tener relaciones estables fuera de esta red social, te recomiendo que empieces por grupos que tengan las mismas aficiones que tú.

Dentro de esos grupos, participa activamente creando contenido de calidad y además con unas intervenciones buenas, que demuestren que no eres como las demás personas que están a tu lado.

Forja tu carisma, aunque sea cibernético, ya que eso te va a dar muchas buenas herramientas para ligar por Facebook.

En ocasiones, serán los/as chicos/as quienes nos agreguen a nuestro perfil. Aprovéchalo.

Entra en grupos de personas que busquen el amor

En esta plataforma hay multitud de grupos para ligar por Facebook, encontrar pareja o para encontrar personas con las que salir, busca en ellos o deja algún mensaje para poder quedar con otras personas.

Escoge siempre fotos en las que tengas muy buena presencia, lo malo para los chicos es que hay mucha competencia y hay que saber desmarcarnos, de ahí la idea de que nuestro perfil debe de ser diferente al de los demás.

Busca grupos de quedadas

Seguro que si eres de una ciudad grande debe de haber un grupo de quedadas. En estos grupos suele haber muchísimo buen rollo y sirven para olvidarte del mundo virtual, además de que suelen ser grupos mixtos de hombres y mujeres con ganas de pasarlo bien. Si quieres ligar por aquí, te aconsejo muy buena presencia y que además vayas muy despacio, ya que es un grupo de amistad y no de relaciones.

El chat, tu herramienta para ligar por Facebook

Tanto el Chat de Facebook, como su hermano el Messenger para móvil, son herramientas bastante interesantes para poder trazar nuevas amistades y nuevos ligues.

Te voy a dar unos cuantos consejos para que esas conversaciones vayan por buen camino y que ligar por Facebook se convierta en pan comido:

– Ten un buen comportamiento, o lo que es lo mismo, no seas un cerdo/a deseperado/a por follar. Dedícate a conocer a la otra persona que tienes tras la pantalla, habla con ella de lo que sientes y de lo que amas.

Ten empatía: ¿Tiene hijos? ¿Está casada o soltera? ¿Busca una relación estable? ¿Busca amistad? Son preguntas que habitualmente no solemos hacernos y para ello lo mejor es tener empatía con ella, es decir, mira con sus mismos ojos y siente con su mismo corazón.

Ten conversaciones que para los dos sean interesantes, de temas que os agraden. No hables en negativo y céntrate en los aspectos positivos. A la gente le atrae las personas que son felices.

No seas un paño de lágrimas. Con esto quiero decirte que no cuentes muchas penas porque con eso nuestro atractivo se iría a tomar aire fresco, te recomiendo que hables de tu vida y tus experiencias… pero no que seas un problema constante, ya sabes que por desgracia a las personas no les suelen gustar las personas con problemas.

 

Con esta serie de herramientas tienes un buen surtido para que tus interacciones sean mejores y que te sirvan para ligar por Facebook. También te recomiendo que en todas esas conversaciones muestres lo mejor de ti mismo, pues mostrar lo que nos hace especiales y diferentes es también un mecanismo de atracción y seducción mutuos.

Para tener una cita tendrás que tener muchísima paciencia. Ligar por Facebook funciona de una manera muy lenta, por lo que no tengas prisa en quedar, sino ten el único objetivo de poder conocer a la persona que tienes delante. A veces el amor y las ganas de salir entre ambos surgirán de una manera muy espontánea, no te preocupes si la cosa se retrasa, sé persistente pero sin ser pesado/a.

Y como siempre una frase para meditar:

No puedes usar lo que no tienes: si eres tímido, sé tímido; si eres extrovertido, sé extrovertido. (Hitch, especialista en ligues)

Sexualidad: transmitir sexo en la conversación

sexualidad

Hola, queridos lectores y lectoras. Hoy vamos a hablar de un tema de sexualidad y comunicación. Un tema que, sin duda, está presente en la mente de todas las personas que tienen una interacción a la hora de seducir, ya sea consciente o inconscientemente.

Abre bien los ojos, ponte algún temazo de tu gusto y presta atención, pues este es quizá el punto donde más falla la gente a la hora de comunicarse con el sexo opuesto:

La sexualidad humana, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se define como:

Un aspecto central del ser humano, a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se viven o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.

Sexualidad y tensión sexual

Es por ello, que para vivir nuestra sexualidad de una manera plena y sincera, tenemos que buscar mecanismos para expresarla y que sea congruente con nosotros mismos, con la sociedad y, sobre todo, con la persona que tenemos delante.

La tensión sexual es la expresión del deseo y atracción que surge entre ambas personas, ya sea a un nivel verbal o no verbal. Por desgracia, muchas veces los chicos y las chicas nos reprimimos y no expresamos esa tensión sexual por miedo. Ya sea miedo al rechazo, miedo a que nuestro sentimiento no encaje en la sociedad “moral”, o miedo a exponernos simplemente.

Debemos concebir la sexualidad como una especie de energía, que será expresada y canalizada mediante la tensión sexual. Si la tensión sexual existe, debemos ser capaces de canalizarla y dirigirla hacia nuestros fines. No podemos dejar que se desborde y ser animales primitivos, ni reprimirla para acabar convertidos en unos frustrados sociales. Hay que buscar el término medio de la expresión. Como hombres y mujeres que somos, tenemos una parte racional y una parte instintiva. Es, por tanto, en el término medio entre razón e instinto donde ha de hallarse el equilibrio para gozar de una buena sexualidad y vivirla al máximo y saludablemente.

La tensión sexual es difícil crearla en sí misma. Normalmente vendrá como consecuencia de estar ante una persona que nos atraiga, ya sea por sus atributos personales o su físico. Por tanto, de esto deducimos que podemos trabajar cada uno de los puntos de nuestra personalidad que resulten atractivos al sexo opuesto y a nosotros mismos, y para eso tenemos en la web una sección entera dedicada. La sexualidad de cada uno se despierta en el sexo opuesto como consecuencia de poseer una personalidad atractiva.

Por ejemplo, si a un chico le ponen cachondo los pechos grandes, la chica que tenga los pechos grandes despertará mucha sexualidad en ese chico. Si a una chica le encanta, sexualmente hablando, los hombres con gran elocuencia y mirada arrebatadora, un hombre que tenga esas cualidades despertará la sexualidad en ella. Si, además, coinciden en otros ámbitos íntimos, esa tensión sexual entre ambos será prácticamente imparable.

Si intentamos crear tensión sexual de una manera consciente en todas nuestras interacciones, sin que exista una atracción previa, probablemente fracasaremos en nuestra intención, ya que se manifestará como una falta de naturalidad y fluidez, que llevará a que seamos percibidos como ciertos manipuladores.

 

Despierta la sexualidad de la persona que tienes delante con tus propios atributos, y redirige la tuya propia mediante la tensión sexual.

 

La tensión sexual será causa de los avances sexuales que provoquemos. Todos tenemos una sexualidad que queremos vivir sin confinar al secreto, por lo que tendremos que aprender a reconocerla y darle expresión mediante la tensión sexual. Sin tensión sexual no hay atracción, con lo que la seducción es prácticamente imposible.

En función de lo que más le atraiga a la persona que tienes delante de ti y lo que despierte su sexualidad, es probable que se necesite un tiempo variable de interacción. Obviamente, si a una chica le vuelven loca los pectorales grandes y los bíceps de acero su sexualidad se verá activada antes que a otra que por ejemplo le vuelvan loca los hombres de poderoso intelecto. No es casualidad que con unas personas sea “más fácil” que con otras, todo depende de lo que el cuerpo nos pide y de lo que sea capaz de despertar nuestra sexualidad y tensión sexual.

Sin embargo, en líneas generales a los hombres se nos hace más difícil encauzar nuestro deseo sexual. Se nos nota rápidamente que tenemos la sexualidad en ebullición y despertar tensión sexual suele sernos más difícil, al principio.

Manipula tu sexualidad: La tensión sexual como herramienta

He dicho antes que no podemos controlar la sexualidad, pero sí que podemos manipular la tensión existente así como proyectarla para que la otra persona sepa que tenemos interés sexual en ella o mostrar ciertas conductas que propicien el avance sexual.

Vamos a concebir la tensión sexual como una manera de comunicar nuestra sexualidad, ya sea mediante el lenguaje verbal y no verbal.  Hay ciertas señales, gestos y miradas que denotan tensión sexual. Por último, podemos verbalizar nuestras intenciones o jugar simplemente con el lenguaje no verbal si lo que queremos es ser más sutiles y no romper la magia del momento.

Desde Good Life quiero promover que se disfrute la tensión sexual y no se trate de forzar. Eso no es natural ni es productivo. Es más probable que provoquemos una incomodidad a la hora de crear una tensión sexual inexistente que conseguir el éxito en este ámbito. Es por ello que os insto a que, si no habéis despertado la sexualidad de la otra persona, deis tiempo y os arméis de paciencia. La seducción muchas veces no es inmediata ni mucho menos obedece a todos los patrones que se dan de manera general.

Un hombre que se decide a hacer algo sin pensar en otra cosa, supera todos los obstáculos. Giacomo Casanova

Tensión sexual: saca tus armas

¿Cuántas veces os ha pasado que lo hacéis todo bien, habéis hablado con cualificación, romance, humor, persuasión, trucos, malabares…ya sólo os queda suplicar, y la chica o el chico se despide de vosotros con un besito en la frente?

Seguro que muchas veces os habéis preguntado en qué habéis fallado. Pues chicos y chicas, sencillamente habéis fallado en que no habéis sabido aprovechar la sexualidad que se mascaba en el ambiente y no habéis creado tensión sexual.

 

Una hipotética historia

Un chico y una chica se conocen en un pub, se divierten mucho, hay risas y se gustan…Ella va guapísima y no para de insinuarle miraditas. Él le propone a ella llevarla a casa. Suben y ella le invita a una copa. ¡La cosa está más que hecha!

¿Qué hacen un chico y una chica en el piso de ella a las 6 de la mañana con la sexualidad a flor de piel? Ella ya le ha hablado de su viaje a la Luna, de que le gustan los helados de vainilla y mil cosas más. Le ha enseñado su colección de peluches y hasta le ha dicho que “le gustaría ponerse más cómoda”, pero nada… él sigue a su bola. ¿Qué hacen esos dos desgraciados que no se están comiendo como si no hubiera un mañana?

 Ella se ha puesto su mejor vestido y lleva un escote muy llamativo y está pensando que este chico, Alfredo, al que acaba de conocer, no tiene experiencia sexual porque lo ha dejado entrar a su casa, están tomando una buena copa y el amigo lo único que hace es estar ahí sentado con manos sudorosas y la mente en el infinito y más allá. Si el amigo Alfredo no hace algo pronto, ella se va a sentir decepcionada y lo va a echar a patadas.

 Por el contrario, si le dice: “Ana, con ese escote tan llamativo estás despertando mi lado más salvaje y me están entrando ganas de arrancarte la ropa y follarte aquí mismo” (nótese la exageración), la amiga Ana parecerá que acaba de salir de una piscina de lo cachonda que estará además de pensar que ya era hora. Si, además, Alfredo acompaña esas palabras con un tono de voz lento y profundo, un contacto físico acariciante y una mirada penetrante y sexualizadora (lo que nosotros llamamos embelesamiento), Ana querrá que se la folle allí mismo.

 

Por tanto, dividiremos todo el proceso de tensión sexual en tres grandes bloques:

1. TENSIÓN SEXUAL VERBAL

Será todo aquello que digamos con nuestras palabras que transmitirá cierto matiz sexual. Serán todas aquellas palabras o frases destinadas a dar una dirección sexual a la interacción y, por consiguiente, que nos hará ser percibidos como hombres o mujeres seguros de nuestra sexualidad, lo que se traducirá en un mayor atractivo.

El poder de la tensión sexual verbal reside en hacer consciente a la otra persona de que provoca una reacción en nosotros. Una atracción irremediable que no podrá ser disimulada y nos desbordará hasta el punto de que diremos lo que sentimos, porque somos personas naturales que viven su sexualidad plenamente y seducidas por los encantos de la persona que tenemos delante.

Frases de doble sentido también ponen de manifiesto la tensión sexual existente y además añaden un matiz juguetón a la interacción. “Vaya, parece que acabo de mojarme…entera… (Insertar mirada de bobo del chico). Acabo de pisar un charco… ¡no pienses mal!”

Estas frases de doble sentido son muy buenas cuando queremos que nuestro lenguaje sexual pase desapercibido de una manera consciente y dejará en duda a la otra persona sobre nuestras intenciones, a pesar de hacerle creer que es producto de su mente la sexualidad percibida.

Evidentemente, estas frases deben acompañarse de un lenguaje no verbal que a su vez también genere tensión sexual, como un tono de voz que sea profundo y lento, y una mirada que transmitan un matiz provocador.

Nuestras verbalizaciones tienen que ser graduales. No le vamos a entrar a una tía diciéndole que nos la queremos follar. Puede dar resultado, sí, pero son pocas las excepciones. Esto va en relación con lo que comentaba antes de la sexualidad, cada persona tiene unas apetencias y merece la pena ir descubriéndolas.

El orden de gradualidad de menor a mayor es: frases de doble sentido<verbalización explícita<conversación sobre sexo<sexualización hipnótica

En nuestro taller estrella, Good Life Beach Camp, explicamos a fondo y con ejemplos prácticos todo lo que necesitas saber sobre la tensión sexual y formas más avanzadas. Aquí está lo más básico.

 

2. TENSIÓN SEXUAL NO VERBAL

En la tensión sexual no verbal englobamos todo aquello con lo que, con nuestro lenguaje corporal, demos a entender un interés sexual y una expresión de nuestra sexualidad. Los potenciadores de la tensión son la mirada, la voz y el contacto físico (lo que en nuestros talleres llamamos, en conjunto, embelesamiento) Aquí nos centraremos en la mirada, que es el principal comunicador de sexualidad y generador de tensión sexual.

La mirada de un seductor o seductora tiene que ser profunda, como si fueses el dueño de su alma y estuvieses en completo dominio de la situación y de la persona. Una mirada profunda combinada con sonrisas que transmitan matiz sexual. La mirada es el mayor poder de seducción, y es muy importante aprender a usarla correctamente. Como transmisor de tensión sexual es el mayor potenciador vivo, junto con la pronunciación y la voz.

Una forma de transmitir tensión con la mirada es mirarla fijamente sonriendo mientas habla y quedarte callado. Únicamente mirándola y escuchándola con una sonrisa. En el momento en que se calle, si no lo hace antes dirá: ¿Qué pasa? ¿Por qué me miras así? O también puede ser que desvíe la mirada, nerviosa.

El embelesamiento es una mirada hipnótica capaz de despertar una gran tensión sexual y potenciar la sexualidad, acompañada de un tono de voz profundo e hipnótico y un contacto físico acariciante.

sexualidad

Ejemplo de mirada masculina que transmite tensión sexual

Mi consejo es que os dejéis llevar, ya que el lenguaje no verbal es difícil de controlar,  pero que tengáis en cuenta que de vez en cuando un encauzamiento de vuestro lenguaje no verbal transmitirá mucha tensión sexual si así os lo proponéis y dará rienda suelta a vuestra sexualidad.

 

3. DISTENSIÓN SEXUAL

La distensión sexual es aquello que hacemos intencionadamente para rebajar la tensión sexual, ofreciendo así un vaivén de emociones que harán una interacción muy enriquecedora.

Evidentemente, en una interacción, no todo es tensión sexual y sexualidad desbordada. De hecho, toda tensión sexual debe ir acompañada de una distensión, siendo la distensión máxima el sexo en sí.

Todo se resume en tensión-distensión, y tendremos que saber jugar con estos dos conceptos a lo largo de la interacción para dar un conjunto de sensaciones enriquecedoras que harán que nuestra sexualidad y la de ella sean potenciadas al máximo.

Es importante generar tensión sexual sobre todo en el momento en el que la sexualidad puede ser liberada. Gracias a ella nos ahorraremos muchas resistencias de último momento.

Otro ejemplo

Si nos encontramos en una cena con una chica, en un momento dado podemos levantarnos para ir al baño, y ya que estamos de pie, acercarnos a su oído lentamente y decirle: “Quiero besarte por cada rincón de tu cuerpo”.

+Veo que además eres una chica muy risueña, no dejas de sonreírme, y te estás poniendo un poquito nerviosa.

– Yo no estoy nerviosa.

Me acerco a ella y le doy un beso lento y suave en la mejilla

+¿Y ahora estas un poquito más nerviosa?

Sigue riendo y apartando la mirada. La sigo teniendo cogida de la mano.

– La verdad es que me estas poniendo un poquito nerviosa sí.

 

En resumen, nuestro objetivo para liberar la sexualidad y generar tensión sexual será:

1. Entender que cada persona tiene una sexualidad única e irrepetible. Aunque varias personas sigan patrones parecidos, nunca serán exactamente iguales y esto tiene mucho que ver con las experiencias previas que se hayan tenido…por lo que lo más inteligente es ir conociendo lo único y especial de cada persona.

2. Provocaremos unas verbalizaciones y tensiones gradualesen la medida en que nos vayamos conociendo. Empezaremos por miradas, sonrisas, frases de doble sentido y acabaremos diciendo explícitamente aquellos instintos que nos genera, teniendo en cuenta sus reacciones y ajustando nuestras afirmaciones según la reacción de la persona que tengamos delante.

3. Ante cada dosis de tensión sexual, tendremos que ajustarla con distensión de igual intensidad, siendo las distensiones máximas el beso o el encuentro sexual.

Un buen seductor debe armarse de paciencia y saber que, a veces, los mayores resultados vienen con perspicacia, dedicación e inteligencia.

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:

Cualificación: cómo decirle que te gusta

5 pasos para crear tensión sexual

Cómo tener labia: los 10 consejos definitivos

#FilosofíaGL #GeorgeMassoni

#LOVE #Seducción

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y nos estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
Good life es combinar naturalidad y control, o la naturalidad innatural de Bruce Lee. Es entender que un exceso de naturalidad es imposible para vivir feliz en la sociedad controladora actual. Pero saber cuándo puedes ser completamente natural y disfrutar intensamente de esos momentos únicos y meditativos. Además contempla la seducción, el amor y el sexo como una gran afluente de estos momentos.

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

Cómo ligar para conseguir WhatsApp

Hola amigos y amigas. Hoy os traigo un artículo donde veremos las claves de cómo conseguir WhatsApp de una persona que nos haya gustado y que tengamos curiosidad de seguir conociendo. Pero antes es necesario hablar de qué es la consolidación.

La consolidación es el tiempo que transcurre desde que queremos conseguir WhatsApp de una persona, o conseguir el número de teléfono en general, hasta que volvemos a verla en una cita. Por tanto, su duración depende de muchos factores. La consolidación la dividiremos en dos partes con objetivos diferentes: cómo conseguir WhatsApp y cómo tener una cita. En la primera parte, trataremos de crear una predisposición para querer seguir conociéndonos en otro ámbito diferente al que nos encontramos ahora, como puede ser conseguir una cita para el futuro. Después, nos encargaremos de ir solidificando esa quedada y conocernos mejor.

Antes de daros las claves sobre cómo conseguir WhatsApp, veremos unas recomendaciones generales:

1. Los mensajes, cuanto más claros y concisos mejor.

Cuando hablamos con una persona por WhatsApp, y sobre todo si la acabamos de conocer, es posible que digamos cosas que se puedan malinterpretar o usemos ironías que la otra persona no capte porque aún no nos ha “calado”.

Es importante no dar lugar a malinterpretaciones que puedan arruinar lo conseguido. Las ironías se pueden usar, pero tenemos que tener en cuenta que puede que no lleguen con la intención con la que las emitimos.

2. Usa tu Comunicación Seductora: Observación como brújula y tensión sexual como aguijón.

 

Cuando hablamos por WhatsApp sólo contamos con la palabra escrita, cosa que limita bastante en comparación a cuando tenemos delante a las personas, por ello deberás usar tu observación para guiarte en el avance de la interacción, y usar la tensión sexual para darle una dirección a lo que quieres conseguir con esa persona (si te interesa de ese modo, claro está).

No te preocupes, al final de este post te dejaré varios artículos para que puedas profundizar en el tema, y también aprovecho para recordarte que en el Good Life Beach Camp ahondamos en esta y otras muchas cuestiones, así como en nuestro eBook “Ligar por WhatsApp”.

 

Cómo conseguir WhatsApp

En Good Life creemos en el desarrollo de habilidades sociales más que en una metodización de cómo conseguir WhatsApp o cualquier objetivo referido al vínculo que se crea entre dos personas.

Para conseguir WhatsApp lo esencial es saber para qué lo queremos: ¿queremos simplemente hablar con esa persona? ¿O en realidad lo que queremos es volverá quedar con ella cara a cara? Seremos asertivos, empáticos  planeando una cita con alta expectativa, con cierta proyección de futuro y adecuado a las necesidades comunes de ambos. Ante el rechazo, seremos capaces de mostrar una actitud acorde a las habilidades que hemos ido desarrollando, sabiendo que con humor y empatía podemos afrontar un rechazo. Pero tampoco por ello dejaremos de insistir más adelante.

Por tanto, para conseguir WhatsApp y más adelante tener una cita, seremos especialmente empáticos. Nos interesaremos por su día a día: si estudia, si trabaja, si tiene perros, si tiene casa propia, dónde se ve dentro de cinco años, si ha viajado, etc. Escucharemos atentamente toda la información que nos dé para poder proponer una cita que sea casi imposible de rechazar, pues la planearemos en base a sus gustos. Lo importante es tener claro que el tener una cita es para conseguir un beneficio mutuo, que en última instancia debe ser pasarlo bien.

Esto se puede hacer antes o después de conseguir WhatsApp. Yo suelo perdirlo después de plantear una cita. Así, conseguir WhatsApp está justificado: queremos conseguir WhatsApp para poder hablar antes de la cita y planearla mejor.

Una cosa que quiero que tengáis bien clara es la siguiente: si nos da el teléfono después de un buen rato hablando, cuando ya hemos conectado, es casi seguro que tendrá predisposición a quedar…o al menos, tiene predisposición a ver qué puede pasar. Recordad, el objetivo final es que tengamos una cita.

Una vez que la hayamos escuchado atentamente y nos hayamos interesado por sus quehaceres, deduciremos y comunicaremos nuestras ganas de quedar con ella, diciéndole lo que nos gusta de ella y por qué nos apetece seguir conociéndola.

Voy a poneros un par de ejemplos extrapolable a cualquier interacción más o menos normal:

–  George: Verás, Fulanita, como tu semana está tan ocupada y tienes pinta de querer relajarte cuando llega el fin de semana (extraemos información de la conversación y deducimos), me encantaría quedar contigo el viernes para tomar una cerveza en un sitio tranquilo (intuimos sus necesidades) y poder disfrutar de una conversación divertida, y ya de paso vuelvo a ver esa boca que me vuelve loco (tensión sexual).

–  Fulanita: Bueno, no sé qué querré hacer el fin de semana…de aquí a allí falta mucho aún. (Pone a prueba nuestra determinación haciéndonos un pequeño rechazo)

–     George: Ajam…pues vamos a hacer una cosa (planeamos/insistimos): me vas a dar tu teléfono y yo te voy a escribir a mitad de semana para saber qué harás el finde (sin agobiar). Lo más probable es que no me aguante las ganas de escribirte y lo haga mañana por la tarde, pero no te lo prometo (Humor+proyección de futuro)

–    Fulanita: Jajaja bueno, apunta mi número: 6867….

¿Qué ha pasado en esta conversación?

1. Hemos observado y escuchado atentamente

Lo que ella nos ha contado  acerca de a qué se dedica y qué hace en su día a día.  Hemos deducido sus necesidades, con lo que podremos planificar una cita muy confortable para ella y para nosotros. Ella sentirá que hemos entendido y cubierto sus necesidades. Además, el escuchar y deducir nos permitirá nivelar nuestra energía y nuestra actitud para que pueda seguirnos el ritmo. De esta manera es mucho más complicado que nos rechacen una cita.

Hay veces en los talleres que veo chicos que para conseguir WhatsApp se empeñan en mantener un nivel de energía y excitación muy superior al de la chica que tienen delante y, aunque ven que la chica no puede seguirles el ritmo o necesita otro estado de ánimo para sentirse cómoda, siguen empeñados en seguir en ese nivel. Luego se frustran ante el rechazo de una cita o simplemente se van pensando que ella no se lo merece. Esta es la salida fácil. Por ello, vamos a adecuar nuestro nivel de energía al de la chica que tenemos delante, vamos a observar sus necesidades y le vamos a proponer algo que no suponga un gran esfuerzo moral por su parte. Tened en cuenta que somos desconocidos al fin y al cabo.

No pongamos fácil el rechazo

 2. Le hemos propuesto el plan en sí

Yo siempre digo que la primera cita debe ser en un sitio neutral y lleno de gente, de manera que ella se sienta segura y con una vía de escape en caso de que las cosas vayan mal. Recordemos que somos un extraño para ellas, pese a todos los atributos que tengamo. Además, le hemos dicho por qué queremos quedar con ella (poder disfrutar de una conversación divertida) con lo que al ser un plan inocente y prometedor, ella tendrá cada vez menos motivos para no acceder.

3. Hemos creado tensión sexual

Ella sabe que si accede a ir es probable que nos besemos, o que al menos lo intentaremos (si no nos hemos besado ya) o que lleguemos a otras cosas. Crear esta pequeña tensión sexual es esencial para dar una dirección al futuro encuentropero nos expone a un rechazo que puede suceder o no en función de la chica que tengamos delante. En este caso ha sucedido. Y debería alegrarnos, porque ello indica que nuestra tensión sexual ha hecho efecto. Con esto no quiero decir que si nos dice que sí y logremos conseguir WhatsApp, cosa muy probable, ya esté todo hecho. Habrá que seguir trabajando durante el juego ausente, pero eso lo veremos más adelante.

Tensión para darle una dirección sexual o romántica y distensión para que acceda a nuestra petición.

Este tipo de conversaciones son exageradas, pero extrapolables ante una situación normal. No las convirtáis en una guía. Lo más importante es vuestra observación y experiencia, como he dicho antes. Por ello, no me he basado en una serie de pasos, sino en actitudes:

  1.  Observamos, detectamos e intuimos sus necesidades y nos adecuamos a ellas.
  2.  Proponemos un plan inocente y neutral en función de sus necesidades, dándole una dirección y proyección de futuro.
  3.  Si nos rechaza, usamos las herramientas contra el rechazo y ofrecemos una alternativa (pedirle su número u otro tipo de cita), teniendo paciencia, asertividad y empatía.
  4.  El humor es imprescindible a lo largo de toda la interacción. La diversión provoca confort y ganas de pasarlo bien, además de ser un excelente catalizador para que pasen cosas extraordinarias.

Si proyectamos estas actitudes, será muy difícil no conseguir WhatsApp o que no quiera acceder a quedar con nosotros.

Y recordad siempre que si no llevamos un buen ritmo en el cara a cara, será muy difícil volver a quedar con ella. No es imposible, pero hacerlo así facilita bastante las cosas. Conseguir WhatsApp es el primer paso para tener una cita, cosa que veremos en el siguiente artículo.

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:

Cómo ligar por WhatsApp (I) Comunicación y tiempos

Cómo ligar por WhatsApp (II) Información y sexualización

Cómo tener labia: los 10 consejos definitivos

#FilosofíaGL #GeorgeMassoni

#LOVE #ADistancia

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y nos estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
Good life es combinar naturalidad y control, o la naturalidad innatural de Bruce Lee. Es entender que un exceso de naturalidad es imposible para vivir feliz en la sociedad controladora actual. Pero saber cuándo puedes ser completamente natural y disfrutar intensamente de esos momentos únicos y meditativos. Además contempla la seducción, el amor y el sexo como una gran afluente de estos momentos.

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

Ir a la barra de herramientas